Una joven de 18 años, residente en Otumba, México, encontró la madrugada de este martes a su bebé de tan sólo cuatro meses de edad devorada por ratas. Esto, después de haberla dejado abandonada dos días por ir a una fiesta.

Medios locales detallan que la mujer dejó encargada a la pequeña con su madre en casa, pero al llegar de su evento, ya no había nada que hacer. De hecho, le devoraron algunos dedos de las manos y parte del cuerpo y por estas lesiones, se produjo su fallecimiento.

Según reportes, la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJE) detuvo a la joven identificada como Lizbeth Jerónima y a su madre.

Ambas fueron puestas a disposición de las autoridades.