La casa de "Harry Potter" donde vivió la familia Dursley está en venta. La propiedad se encuentra al oeste de Londres y piden una millonaria cifra por ella.