1- Los Nocheros “Mamá, mamá”

Es tanto lo que tú me das. Simple, directo, al hueso y con unas armonías vocales que hacen las delicias de todas las madres de Latinoamérica. Si no te gustan Los Nocheros, hazle un favor a tu mamá y no pongas cara de disgusto cuando suenen: si ya no compraste regalo, al menos dale un gusto.

2- John Lennon  “Mother”

La madre de John Lennon falleció cuando él era un adolescente. Él venía conociéndola recién, luego de que ella lo mandara a vivir con su tía durante toda su infancia.

Bueno, tal vez no es el mejor ejemplo de una bella historia, pero sirve para demostrar que el vínculo madre-hijo es eterno, supera cualquier problema e incluso genera obras artísticas que, al ser disfrutadas, invariablemente provocan que todas las pelusas del mundo entren en los ojos de todos en la habitación.

3- Wilfred y  La Ganga  “Mi abuela”

Claro, la abuela es la mamá de mi mamá. Además de tener el honor de ser uno de los primeros hits de rap en español, hace una hermosa apología a las mujeres que se hacen cargo de educar a sus nietos. Claro, después de quejarse durante 80 % de la canción. Pero lo importante es que Wilfred reconoce, en algún momento, que su abuela es buena, que solo trata de hacerle un bien y que la quiere. Bien lejos, pero la quiere.

4- Dj Méndez “Madre mía”

El chileno que cada vez suena más en las fiestas creó una canción para todas las madres, especialmente la suya. Pero todo es aplicable a cualquier mamá, en verdad. Todas nos regañaron, pero nos dieron consuelo cuando era la vida la que nos trataba mal. Todas nos curaron enfermedades, aún a pesar de estar enfermas ellas mismas. Todas nos aman, aunque a veces uno se lo cuestione. Puro sentimentalismo, a la vena.

5- Ramón Aguilera  “El día más hermoso

Una madre vive siempre en el corazón. Como cualquier hijo, Ramón Aguilera le prometió el oro y el moro a su mamá. Y como casi todos los hijos, no lo logró, pero eso no obsta para que manifieste todo su amor, simplemente yendo a visitarla. Con un pequeño obsequio, claro, porque no se trata de ser tan tacaño tampoco. Sigamos todos el ejemplo del Sr. Aguilera y digamos con el alma “Felicidad, mamá”.

6- Laura Pausini   “Lo siento”

El Día de la Madre invita a la reconciliación. Así comienza esta canción, con un sueño reconciliatorio. Pero, lamentablemente, no se puede concretar. Luego de contarnos una historia de una hija bastante poco amigable (por decir lo menos), Laura Pausini reconoce que los problemas madre-hija no son culpa de nadie más que de la genética: cuando la gente es tan parecida, tiende a chocar. Lo importante es saber cuándo perdonar.