Durante una semana completa, la ciudad de Tenares (nordeste del país) acogió en sus calles diversas manifestaciones culturales y folklóricas que dieron vida al Festival Cultural “Hermanas Mirabal 2015” y fomentaron el derecho fundamental de las personas a tener acceso y participación en la vida de la comunidad.  

Desfiles militares y estudiantiles, presentaciones culturales de diversos centros educativos, batón ballet, grupos culturales e institucionales, teatro, ballet folklórico, espacios artesanales, música de calle, exhibición de estatuas vivientes, talleres de danza, tradiciones indígenas, poesías dramatizadas, esculturas en madera, funciones de títeres y presentaciones culturales de las iglesias fueron algunas de las tantas actividades que tuvieron lugar en el Festival Cultural que se realiza en honor a las hermanas Minerva, María Teresa y Patria Mirabal, como símbolo de agradecimiento por su valentía y lucha por la libertad nacional.

Este importante evento es la más alta expresión de la conciencia del pueblo de la provincia Hermanas Mirabal, que tiene la firme convicción de que “la cultura es el eje transversal en el desarrollo; es generadora de salud, solidaridad y espíritu de colectividad de los pueblos”, como lo afirma la directora de Cultura de la provincia, Jazmín Cruz.

Los pueblos tienen el deber de proteger y acrecentar los bienes y servicios que constituyen su patrimonio cultural; de estimular, impulsar y respetar las expresiones culturales y artísticas, sostiene Cruz.

Precisamente, esto es lo que ha hecho la provincia Hermanas Mirabal con la celebración de este Festival Cultural desde 2007, agrega.

Según datos de Cruz, esta celebración se enmarca dentro de la estrategia de “Desarrollo Provincial” que persigue el fortalecimiento de la integración comunitaria y provincial.  

Desde una perspectiva de desarrollo sostenible, la cultura se asume en el Festival Cultural Hermanas Mirabal como la vía de enlace que articula a la educación, la salud, el turismo, el medioambiente y la dinámica misma de la economía, que posibilita una mayor inserción de la provincia en los mercados nacionales e internacionales, desde el binomio colectivo de los sectores público y privado, para apoyar a las industrias culturales.

Este evento que celebra la provincia redimensiona el territorio como un destino para el turismo histórico con la Casa-Museo de las Hermanas Mirabal y el turismo cultural que, evidentemente, cada día crece con la “Ruta de los Murales”, que es la más grande muestra de arte público existente en el país con más de 300 obras de arte pictórico muralista.

El apoyo del Ministerio de Cultura y otras instituciones nacionales es fundamental para su organización. En adición, este año también se realizó, de manera conjunta, la XI Feria Regional del Libro, la cual dedicó los días de su programa de actividades a destacar las obras y autores de las 14 provincias que componen la región del Cibao.

Este festival, que conmemora a las mujeres que lucharon por la igualdad y el respeto a los derechos ciudadanos,  se realiza cada dos años con sede rotativa en los municipios de Salcedo, Tenares y Villa Tapia. Posee un comité permanente integrado por diferentes sectores y personalidades dentro y fuera de la provincia.

En 2017, su sede corresponderá a la ciudad de Villa Tapia.

Ponlo en agenda y recibe un baño cultural de nuestra dominicanidad.