Un artista taiwanés pretende concienciar, con esta obra, sobre la importancia de reciclar.