La residencia en Malibú de la modelo Miranda Kerr fue el escenario de una tragedia. Un presunto intento de asalto dejó dos personas heridas,