La esposa de David Beckham sigue en medio de las críticas debido a su figura. La diseñadora de moda sigue perdiendo peso y eso se nota, cada vez se le marcan más los huesos.