La cantante mostró su desacuerdo con las ideas de Donald Trump durante la campaña presidencial. La derrota de Hillary Clinton le sacó lágrimas.