¿Qué significa la televisión para ti?

Bueno, ahora mismo la televisión para mí es todo. Es el medio por el que yo he sacrificado muchas otras áreas de mi vida.

¿Cuántos años tienes ya en los medios?

Son un poco más, pero yo digo que son diez porque yo realmente hago el cálculo desde que empecé con Dafne Guzmán en Amé 47 y Teleantillas, porque lo que hacía antes (junto a su madre María y su hermana Carmen Lisha en el programa “Mundo de Amor”), no es que no me lo tomara en serio, pero no era tanta la responsabilidad.

¿Es difícil hacer televisión diaria?

Yo empecé en 2005 haciendo televisión semanal y detrás de cámaras en la parte de producción, que también tiene sus complicaciones, porque hay que hacer un contenido más depurado. Pero yo me di cuenta que uno aprende de verdad a hacer televisión cuando hace televisión en vivo. Tiene otro encanto, esa adrenalina, es más dinámica.

¿En cuántos programas estás actualmente?

En “De Extremo a Extremo” hago un segmento informativo corto de entretenimiento. Está “Agenda VIP”, el noticiero de la noche donde hago la sección de espectáculos y algo más esporádico, las coberturas especiales tipo Premios Lo Nuestro, los Grammys.

Cuéntanos de esa experiencia. ¿Cómo te preparas para cubrir una alfombra roja de eventos tan importantes?

La preparación empieza desde meses antes porque hay que solicitar ciertos permisos y acreditaciones, uno se tiene que empapar bastante, tanto de la ceremonia como de los nominados. Es un trabajo que tiene mucha tensión porque sabes que el medio ha confiado eso en ti y debes hacerlo bien. Ya en la alfombra roja se trata de captar la atención de la mayor parte de figuras posibles.

¿Alguna figura que por su magnitud te parecía inalcanzable y terminaste entrevistándola?

¡Oh, Don Francisco!

¿Cómo fue el encuentro con esa leyenda de la televisión?

No dormí casi la noche anterior. Cuando estás con alguien que tiene medio siglo trabajando en la televisión, famoso en Latinoamérica y en Estados Unidos, es una persona con la que no te puedes equivocar y la misma tensión de no cometer errores te pone un poquito rígido. Al final ya estaba en confianza, pero al principio fue un poquito tenso.

¿Tu estilo, tu sello propio encaja con el canal donde laboras? ¿Es Telemicro tu lugar de proyección?

A Telemicro lo defino como el lugar que me ha dado la oportunidad de en verdad desarrollarme. Me ha dado mucha confianza porque yo tengo un temperamento, yo tenía muchas inseguridades, era muy retraída y sigo siendo tímida, pero ellos me han dado mucha confianza al creer en mí.

Es cierto que allá están los dos extremos, los presentadores son muy serios, como sucede con los comentaristas, que son muy formales o los que son muy animados y yo no pertenezco a ninguno de los dos grupos porque no me considero ni con la capacidad de hacer un análisis político ni tampoco de ponerme a brincar en una tarima y animar.

Yo estoy en el medio. Encajo haciendo lo que hago. Yo soy yo y hasta ahora no he necesitado salirme de ahí. Uno se va soltando, va ganando seguridad pero sin perder la esencia.

Alguien a quien todavía no has tenido la oportunidad de entrevistar y deseas que algún día suceda.

A Juan Luis Guerra (afirmó sin titubear). También está Ismael Cala que es una figura a quien admiro muchísimo.     

Una entrevista que recuerdes con agrado

Hay muchas. Jencarlos Canela, Carlos Vives, Daddy Yankee, Yandel. Todos son muy chéveres. A nivel local, El Torito, Johnny Ventura y el Lápiz Conciente me ha dado muy buenas entrevistas.

¿Quién es la persona más crítica de tu trabajo?

Mi madre. Es implacable .

De aquí a unos años, ¿qué tipo de trabajo te ves haciendo?

A inicios de este año he estado pensando mucho en eso porque yo no quiero ser una cronista de arte, he pensado que quiero hacer otra cosa, un programa de entrevistas como Jatnna o lo que está haciendo Dafne. A mí me gusta el entretenimiento y no lo quiero dejar, pero sí he llegado a cuestionarme qué estoy aportando, porque uno tiene que aportar con lo que hace. Pero yo me siento muy bien en Telemicro.

Algo que la gente no se imagina de ti.

Que soy insegura a veces y que no me gustan mucho las multitudes.

Hoy en día es imposible ser figura pública y no hablar de redes sociales.

Mis redes personales las manejo yo. Para las de Agenda VIP tengo ayuda. Es muy raro que mis redes personales las utilice como trabajo. De vez en cuando publico fotos con los invitados, pero las uso para mí. También me sirven para informarme y trato de tener un trato personalizado, especialmente con los seguidores que son muy fijos. Desde hace unos meses las he empezado a utilizar como plataforma para publicitar productos.

¿Se puede decir que eres una figura de bajo perfil? De ti no se escuchan chismes o rumores.

Cuando hay una publicidad negativa es muy difícil desprenderte de ella. Por ejemplo, alguien que haya protagonizado un escándalo, pasan diez años, y todavía cuando se busca referencia de esa persona tiene que mencionarse que protagonizó ese escándalo. No vale la pena, y yo prefiero que lo que suene sea el trabajo y si no suena mucho el trabajo, entonces hay que fajarse un chin más.

¿Una persona tan ocupada como tú tiene tiempo para el amor?

No mucho.

Pero de seguro tienes muchos pretendientes.

No tantos. Eso es pura pantalla. (Risas).

El año pasado tuviste la oportunidad de hacer teatro con Evelyna Rodríguez y José Manuel Rodríguez (La Diva). ¿Te gustaría repetirlo?

Sí. Me gustaría, y sobre todo prepararme para hacer otro tipo de teatro, un poquito más dramático. Yo tomé clases con Lidia Ariza y ahora estoy tomando con Josema, para reforzar.

¿Cómo te llevas con Josema, quien también es tu compañero en Agenda VIP?

Muy bien. Nos repartimos las labores y tenemos una buena dinámica.

¿Has incursionado en cine?

Sí. De hecho tengo una aparición en la última película de Francisco Disla (El Indio) que se va a estrenar ahora en febrero, Dos policías en apuros. Salgo en el salón de belleza y tengo unas cuantas líneas. Es mi primera experiencia en la gran pantalla.

De cerca:

Un día de la semana: Sábado

Color: Rojo

Una bebida: Vino

Una comida: Pizza

Una hora del día: 8:00PM

Un lugar para desconectarte: Mi habitación

Un consejo a los que te ven en televisión y quisieran algún día ser como tú: Que se fajen, que no oigan a la gente que les dice que no pueden,  tengan mucha paciencia y sepan aprovechar las oportunidades.