La joven de 25 años asistió a la Comic Con en Nueva York y se convirtió en una sensual superheroína y no dejó de llamar la atención con su provocativo atuendo.