Este octubre llega a los cines Música, amigos y fiesta, un drama romántico, protagonizado por Zac Efron y Emily Ratajkowski, ambientado en la escena de la música electrónica y la vida nocturna de Hollywood. Efron hace una apuesta convincente y Ratajkowski demuestra que es algo más que una cara bonita.

¿Cambió tu visión de los Dj?

— Tuve a un dj como entrenador. Además de un curso intensivo y aprendí cómo utilizar las tornamesas según mis capacidades. No es sólo torcer perillas, en realidad es un mundo complicado. Fue muy divertido y yo diría que ya soy un experto, bueno, no tanto, pero ahora los respeto más.

¿Qué te dejó esta cinta en particular?

— En cada proyecto se aprenden cosas diferentes, pero acá el sentido de la lealtad y la honestidad tiene otro signficado. En algunos momentos tuve varias reflexiones, porque pareciera que no es el personaje, sino Zac Efron, de cómo descubrir sus propias habilidades, y que a pesar del éxito o la fama siempre debes ser auténtico.

La película representa una visión realista de lo que significa ser un Dj / productor y no dista mucho de ser actor.

Al ser jóvenes se cometen errores, tú pasaste por ellos, ¿qué tanta responsabilidad cargas al ser una figura pública?

— Creo que los jóvenes siempre están en busca de identidad, me gustaría que nuestra generación no se dejara llevar por los estereotipos. Esta película puede llegar a influenciar a muchos, porque hay música, una historia que involucra lo que envuelve a los jóvenes y muchos se sentirán identificados.  Espero que signifique algo para mucha gente, como lo ha sido para mí.

¿Qué tal te llevaste con Emily Ratajkowski?

— ¡Muy mal, es insoportable! (Risas). Es de esas mujeres que te intimidan, pero no por su belleza sino por su personalidad. Me gustó su personaje de Sophie, porque ella es un personaje femenino dinámico e interesante. Creo que vendrá una larga carrera para ella, y será con proyectos llenos de retos, porque sabe lo que quiere.

Muchos siempre señalan lo importante del mensaje de una película, ¿crees que exista dicho concepto?

— En lo personal, no me gusta decir que entrega un mensaje, porque el arte está en la interpretación y en la reacción que tenga entre la gente. Al final, cada quien se llevará un mensaje diferente.

¿Cómo controlas el ego?

— Mmm... Creo que mi ego ha pasado por diferentes etapas, antes buscaba más el reconocimiento; ahora, me interesa desarrollar mi profesión pero no por el lado de la fama. Apuesto por proyectos independientes y de alto presupuesto, pero la verdad prefiero “ensuciarme”, que ser el “chico lindo” el resto de mi vida.