Al igual que muchos fabricantes de computadores en la década de 1980, Apple comenzó con diseños en forma de caja que ocupaban mucho espacio.

Mientras que muchas empresas de tecnología no se alejaron mucho de ella, Apple –conformada por Steve Jobs, Steve Wozniak y Ronald Wayne–  se distinguió por su diseño elegante y minimalista, que pronto se convirtió en su marca registrada.

“Apple ha tenido una juventud salvaje y luego una crisis de mediana edad en el que perdió la noción de quién era”, dice a Metro John Moltz, contribuyente de Macworld.

“Ahora parece que ha evolucionado hasta convertirse en una organización madura con todos los beneficios y las responsabilidades de la edad adulta.

El truco es asegurarse de que no se sacuda bajo el peso de todo lo que tiene sobre sus hombros”.

Durante sus 40 años de vida, Apple sin duda tuvo sus altibajos, pero ahora se ha convertido en una de las empresas más valiosas del mundo. Según los expertos,  creó una marca sinónimo de calidad y tecnología avanzada.

“Fue la primera compañía en poner computadores fáciles de usar en las aulas y los hogares”, dijo Jordan Golson, reportero de Apple desde hace mucho tiempo que ahora escribe sobre transporte para The Verge.

“Después revolucionó a la industria de la música con el iPod y el iTunes Music Store. Y posteriormente, mostró cómo construir un smartphone y una tableta. La compañía ha inventado y reinventado la industria durante años”.

Además de eso, Apple tiene un impacto significativo en nuestra sociedad. Por ejemplo, los iPads se han incorporado en las escuelas: desde la primaria hasta académicos avanzados. También ha asumido un papel de liderazgo en cuestiones de seguridad y privacidad digitales.

Un ejemplo reciente de esto último llegó a los titulares cuando Apple se negó al requerimiento del FBI, de desbloquear un iPhone perteneciente a Syed Rizwan Farook, uno de los atacantes de San Bernardino responsables de matar a 14 personas en diciembre.

“La negativa de Apple a ‘jugar a la pelota’ con el gobierno de EE.UU. podría tener un efecto en las leyes de privacidad”, explica Cassie Slane, experta en tecnología de productos de consumo de Filadelfia, EE.UU. “A medida que el mundo se vuelve más peligroso con la amenaza del terrorismo, este problema seguirá siendo vanguardia. Por lo tanto, en el futuro previsible, Apple seguirá siendo una fuerza política”.

Sin embargo, algunos expertos creen que la compañía se involucró demasiado en los juegos políticos y se olvidó del espíritu innovador.

“Cada vez es más claro que Apple ha alcanzado su pico. Ya no puede mantener el impulso que tenía y no puede cambiar la forma de hacer negocios”, afirmó Vivek Wadhwa, empresario de tecnología americana y académico. “Apple probablemente debería ser dividida en una serie de empresas más pequeñas que corran riesgos reales mediante la liberación de nuevos productos revolucionarios y que compitan entre sí”.

Es difícil predecir cómo la empresa va a evolucionar en el futuro y qué nuevos productos irán a crear. Bien podríamos ver a Apple creando vehículos de autoconducción o un dispositivo con RV, que están ganando cada vez más fuerza en los círculos tecnológicos.

Pero lo más importante, según los expertos, es que Apple sigue siendo fiel a sí misma, a las filosofías que Steve Jobs impregnó en la empresa y las personas que trabajan allí.

“Si Apple puede mantener su cultura de desarrollar la visión para el futuro, le irá bien. Si se pierde, sin embargo, bueno, ninguna compañía se mantiene en la cima para siempre “, concluyó Golson.