Adam Richman, posiblemente tiene el trabajo más agradable del mundo, explorar este gran planeta de un bocado a la vez. Ahora en “Secret Eats with Adam Richman”, él busca joyas gastronómicas subterráneas desde Roma hasta Bangkok, o Ciudad de México. Richman nos dice lo que se siente al comer larvas de hormiga y por qué quiere ir a cenar con el creador de “Hamilton”, Lin-Manuel Miranda.

He leído que empezaste con la actuación. ¿Qué te llevó a tu pasión por la comida?

He estado trabajando en la industria alimentaria desde que tengo 13 años por lo que siempre estuve allí. Tengo mi título de postgrado de la Universidad de Yale en actuación. Mi licenciatura fue bastante diferente, también. Tuve estudios internacionales y un pasado francés, así que siempre mantuve intereses bastante variados. Me enteré de la posibilidad de “Man vs. Food” a través de los agentes con quien firmé contrato al salir de Yale. No me habría enterado de la oportunidad si no fuera por ellos.

También leí que eres un chef de sushi certificado.

Mi padre y yo íbamos a obtener la certificación juntos, pero por desgracia mi padre falleció antes de llegar a eso. Así que como un regalo por entrar a Yale mi madrastra me pagó mi entrenamiento.

Bueno, estoy segura de que estaría orgulloso de ti con todo lo que has logrado. En el nuevo programa, ¿qué es la cosa más loca que has comido?

Oh, Dios mío. No quiero decir demasiado, pero una cosa que definitivamente mencioné en Instagram fueron los escamoles, que son larvas de hormiga. [Lo comí] a las afueras de la Ciudad de México y a la gente les encanta y se vuelven locos por ellos, pero no me sentí tan bien.

¡Oh! ¿Así que no eres un fan?

En cuanto a sabor, en realidad no te llega. Fue el mismo día que comí saltamontes. Así que creo que probablemente fue la combinación de los dos, sin duda.

Filmando este nuevo programa, ¿hubo algún momento particularmente memorable para ti?

No sé por dónde empezar. Acabamos de rodar un especial en Groenlandia e Islandia. Trato de hacer algo para mi equipo en cada viaje. En Groenlandia los invité a todos a un crucero.

Fuimos a uno de los glaciares y de hecho vimos un parto glaciar –una gran parte de hielo cayendo en el mar–. Es algo que te hace muy humilde, al estar cerca de la naturaleza que es tan masiva e impresionante, y que uno no verá en ningún otro lugar del mundo.

Si pudieras compartir una comida con alguien en el mundo, ¿quién sería y por qué?

Lin-Manuel Miranda, el tipo que creó Hamilton. Él es un individuo que ha leído profundamente. Lo admiro a él por usar su fama para presionar por la crisis de la deuda de Puerto Rico.

Entenderás que para un tipo que, literalmente, escribió dos obras de teatro y está haciendo un legado de la segunda –literalmente un millón de dólares a la seman–-, es absolutamente una locura y que sea con el teatro. Las estrellas de teatro se han convertido en estrellas de nuevo, lo que es muy cool.