Incluso si dicen ser mejores amigas, las hermanas pueden ser serias rivales... sobre todo cuando trabajan en la misma industria (piensa: el clan Kardashian Jenner). Virginie Megglé, psicoanalista y autor de "Hermanos, Hermanas: cómo curar las heridas de la infancia" ("Frères, Soeurs: guérir de ses blessures d'enfance"), le explica a nuestro medio los desafíos de tener que compartir el escenario con un hermano.

¿Sucede con frecuencia que las hermanas trabajen en la misma industria, como por ejemplo la moda?


Puede ser provocado por su entorno familiar. Podría ser un poco fuerte decir frecuente, pero siempre hay una especie de rivalidad entre dos hermanas (o hermanos), lo que es perfectamente natural en la infancia. Pero a veces no se logra el proceso de "separación", lo que hace que la singularización se torne complicada. La separación es un reconocimiento de que no son la misma persona; es un proceso vital que también sucede entre una madre y un hijo. No tiene por qué ser brutal, puede ser cuando una de ellas trate de afirmar su propia identidad. A veces, una de las hermanas podría querer diferenciarse a sí misma, pero la otra, que es incapaz de separarse, sigue en sus pasos, independientemente de que sea la mayor o la menor. Y a pesar de que todos tratamos de ser diferentes, inconscientemente todos queremos el mismo lugar: ser el favorito de nuestra madre.



¿El compartir genes desempeña algún papel en cuanto al talento?


Pensamos durante mucho tiempo que el genoma humano era definitivo pero realmente no lo es. Hay una evolución durante la vida y algunas circunstancias, como el medio ambiente, puede hacer que cambie. A pesar de que sí hay algo de talento, siempre hay también algo de trabajo, incluso en la moda. Es posible tener predisposición genética, pero en última instancia, se tienen que tomar decisiones. Muchas personas tienen talentos que optan por no utilizar. Hay un acto voluntario en seguir una carrera.



¿Cómo es que las hermanas menores tienden a seguir el camino liderado por las mayores?


Las hermanas menores están a menudo animadas por un sentimiento de injusticia en donde sienten que sus hermanas mayores tienen más que ellas, porque tuvieron a los padres para sí mismas durante algunos años. Por lo general es subconsciente. La mayor puede estar celosa de la menor porque tomó su lugar, mientras que la más joven no tiene a nadie que le quite su lugar y es por lo general la más mimada. Por lo tanto, pueden sentir más comodidad y conveniencia en la vida, pero tratarán de lograr tanto como su hermana mayor y ser mejor que todos. Generalmente la más joven es más libre. Es más fácil seguir los pasos de su hermana, cuando el camino ya ha sido trazado. Ella puede aprender observando a su hermana.



¿Cómo pueden hacer un nombre por sí mismas y dejar de ser "la hermana pequeña"?


Obviamente, puede causar angustia. En áreas que requieren de verdadero talento, como la música o el diseño, sería más fácil, mientras que en la moda, todo es apariencia. El reto es hacerte un nombre por ti misma como hermana menor y vivir con ello, sin querer su éxito, sino creando el propio. Es importante hacer la diferencia entre rivalidad y competencia. Rivalidad es tratar de ser mejor que otra persona, mientras que la competencia implica ser la mejor con la misma meta, lo que puede crear una emulación positiv.a



¿Qué pasa con la hermana mayor? ¿Cómo le afecta a ella cuando su hermana menor se vuelve más exitosa?


Puede ser una tragedia personal. Ser una modelo, por ejemplo, es ser un objeto de deseo. Cada modelo se siente única frente a una cámara. Y todos necesitamos sentirnos únicos durante un momento para que no sea una patología. En una industria donde las carreras pueden ser muy breves, puede ser difícil para la mayor ver a la más joven tomar el control. Uno puede estar realmente feliz por su hermana pequeña y realmente amarla, pero también puede haber algo de odio porque ella te está pisando los talones. Cuando nos fijamos en Poppy y Cara Delevingne, se puede ver que no juegan en la misma liga. Poppy es más amable, más o menos evanescente, mientras Cara parece mucho más determinada; tiene una mirada de guerrera.



¿La rivalidad puede ser positiva? ¿Dónde termina la emulación positiva y comienza la rivalidad?


El reto en la industria de la moda es querer ser famosa. Ser una celebridad te puede dar una sensación estimulante pero también trae inseguridades porque es difícil mantenerse arriba y ser siempre la número uno. Es amenazante. La hermana menor tiende a tratar de tomarse el mayor espacio posible para obtener toda la atención. Me pregunto si en la industria de la moda es posible hacer que la rivalidad sea algo positivo, especialmente para las modelos que se basan en su aspecto y construyen su carrera sobre la belleza. Cuando se trata de la creatividad, el problema es diferente: ser creativo le trae paz a la mayoría de las personas. La inseguridad se ve compensada por la sensación de logro interpuesto por la creación.