A Alicia Vikander hay que seguirle la pista. De ser casi una desconocida, pasó a ser una figura clave en la temporada de premios de la industria cinematográfica y, de paso, en musa de diseñadores y editores de moda.

El despunte de la actriz sueca de 27 años se debe a su papel en el aclamado filme The Danish Girl, el cual le ha ganado el Premio de la Crítica Cinematográfica, un premio SAG en la categoría de Mejor Actriz de Reparto y una nominación al Oscar en el mismo renglón. Y tan brillante como su trabajo en la gran pantalla es su presencia en las alfombras rojas. Si quieres descubrir por qué es la chica de portada de la edición de febrero de Vogue y la nueva cara de Louis Vuitton, te damos diez razones.  

1.Sabe que, en la moda, menos es más, y que puedes causar impacto aun con piezas minimalistas.

2. Sin embargo, no le teme a llamar la atención, utilizando dos piezas impactantes a la vez.  

3. Conoce la importancia de balancear, y llevó este elaborado vestido Mary Katrantzou con el mínimo de joyería.

4. Le saca partido a sus atributos. Sus espectaculares piernas “se roban el show” con este vestidito rojo.

5. Sabe llevar couture. Lleva la ropa con naturalidad y confianza, aunque se trate de una pieza de alta costura, como lo demostró con este vestido de Louis Vuitton en los Golden Globes.

6. Maneja el contraste de texturas y el uso del monocolor como una pro.

7. Le saca partido a su feminidad y delicadeza escogiendo piezas románticas, pero sin caer jamás en lo cursi o lo infantil.

8. Se viste para la edad que tiene. Los stilettos amarillos y el minivestido de Louis Vuitton crean un look jovial y fresco.

9. Conoce el valor de la comodidad y sabe que esta no tiene que estar divorciada de la moda. Aquí, con un maxivestido de estampado floral de Louis Vuitton.

10. Va un paso adelante. Aquí con un diseño de la colección Primavera-Verano 2016 de Louis Vuitton.