El pasado 13 de agosto, Samsung presentó sus nuevos dispositivos móviles adelantándose a un posible lanzamiento del iPhone 6s y el iPhone 6s Plus que Apple, según expertos, mostrará el próximo 9 de septiembre.

Pero además de obtener mayor cuota de mercado, la compañía surcoreana también desea conquistar a los que tengan un dispositivo de Apple. Mediante el programa "Ultimate Test Drive", Samsung le prestará uno de sus smartphones durante un periodo de 30 días a quienes tengan un iPhone.

De acuerdo con Samsung, los usuarios únicamente deben pagar la cantidad simbólica de un dólar, el cual les otorga el poder elegir entre un Samsung Galaxy Note 5, un Samsung Galaxy S6 Edge o un Samsung Galaxy S6 Edge+. El celular que decidan usar contará con una tarjeta SIM activada, una guía para que aprendan a utilizarlo y un plan de datos ilimitado para que disfruten de todas sus características.

SamMobile señala que, una vez finalizado el periodo de prueba, el usuario tendrá la facultad de decidir si adquiere el teléfono inteligente o si prefiere regresarlo. Por ejemplo, un Samsung Galaxy S6 Edge+ les costará 820 dólares, aunque si lo dañan y no lo compran, deberán pagar 100 dólares.

Por el momento, "Ultimate Test Drive" solamente está disponible en los Estados Unidos, en donde el 30% de los usuarios con un smartphones tienen un iPhone.

En la galería de fotos les mostramos las características del nuevo Samsung Galaxy Note 5. Para leer la información desde un smartphone o tablet, seleccionen “ampliar galería” y después “mostrar texto”.