Cassandra tiene 23 años y tiene dos vaginas. Pero ella, bloguera de belleza, va muchísimo más allá. Ha contado cómo es realmente vivir con su condición.