Un ataque cibernético ha afectado los servidores DNS encargados de dar acceso a diversas webs importantes. Pero, ¿qué es?