1- Jaguar F-Type SVR

El nuevo coupé y convertible estará en el Autoshow de Ginebra y llega con cartas tan positivas como un revisado y exprimido motor 5.0 V8 supercargado para  575 caballos y 516 libras pie efectivos, capaces de llevar al bólido de 0 -100 km/h en tan solo 3.7 segundos, y continuar empujando hasta 322 km/hora.

Se trata del F-TYPE más rápido fabricado, el primero en ser puesto a la pista producto de la división SVR del Grupo, mientras que su precio da aún más de qué hablar: 158 mil 600 y 166 mil 600 euros,  coupé y convertible, prestaciones que le ponen a competir con pesos pesados (como el nuevo 911 Turbo de 174 mil o 911 Turbo S, superior a los 200 mil euros. ¡Hay partido!

2- Lamborghini Centenario

Este vehículo rinde homenaje al creador de la marca, el legendario Ferruccio Lamborghini. Un personaje que modificó la historia del automóvil para siempre gracias a su idea de posicionar los caballos (montar el motor) sobre el eje trasero en un deportivo, algo que a su principal rival, Enzo Ferrari, le parecía una atrocidad y error básico de ingeniería.

Prácticamente, todos estos ejemplares están vendidos, y es que sabían lo que les esperaba, ¿o no? Un motor V12 aspirado de 770 caballos de potencia (LP 770-4), el más poderoso hasta la fecha, empujando con fuerza a las cuatro ruedas.

3- Bugatti Chiron

El nombre responde al homenaje que la marca realiza a Louis Chiron, piloto de la armadora en la década de los veinte y treinta.

Dejando el impacto de sus mil 478 caballos de potencia, una cifra aún más aterradora es la de la entrega del torque: mil 180 libras pie a partir de las 2,000 rpm.

El relevo de Veyron llega con cartas tan poderosas que hace lucir a sus rivales como “lindos gatitos”: 1,478 caballos de potencia y 1,180 libras pie de torque producto del 8.0 litros W16 a gasolina, que recibe un nuevo sistema de sobrealimentación (cuatro turbos más grandes, capaces de aspirar mucho más aire a mayor presión) y enfriamiento.

4- Koenigsegg Regera

Un híbrido superlativo se presentó en Ginebra sin tantas expectativas como su rival alsaciano, pero se destapó más liviano (mil libras menos) y más potente que el bólido Chiron de Bugatti: 1,500 hp gracias a un motor híbrido.

En el 0-100 Chiron sacará ventaja producto de un 2.8 vs. 2.5 segundos de aceleración inmediata, pero en los 200 km/h el bólido sueco recupera terreno y rebasa a Bugatti, para dejarlo en el retrovisor a los 300 por casi tres segundos completos (2.6). Finalmente, alcanzará los 400 km/h en 20 segundos.

La razón reside directamente en el peso: mientras Chiron alcanza prácticamente las dos toneladas, Regera mueve la báscula hasta los 1590 kilogramos.

5- Aston Martin DB11

Este modelo presume un nuevo motor V12 de 5.2 litros vitaminado con dos turbocargadores (twin-scroll) firmados por Mitsubishi Heavy Industries, para entregar 600 hp y 516 libras pie de torque, logrando detener el latido del corazón en tan sólo 3.9 segundos en la prueba de aceleración (0-100 km/h).

La velocidad punta es de 200 millas por hora (320 km), mientras que el ingeniero de motores afirma que a bajas revoluciones, el motor desconecta dos cilindros para entregar una mejor eficiencia de combustible (ya sabemos lo que piensa Mr. Zuckermann, ingeniero Mecánico de la desconexión de cilindros).