1- Baguette francés

La barra larga y delgada de pan francés se reconoce y se consume en todo el mundo. La baguette, que tiene un diámetro de aproximadamente 5-6 centímetros, se distingue por su longitud (alrededor de 65 centímetros) y corteza crujiente.

El pan –a base de harina de trigo, agua, levadura y sal– es considerado uno de los símbolos de la cultura francesa.

Los vietnamitas pusieron su toque personal con báhn mi, que utiliza una alta proporción de harina de arroz. Mientras que muchas panaderías norteamericanas hacen baguettes de trigo integral, multigrano, y de masa fermentada.

2- Sushi japonés

El concepto de sushi fue introducido en Japón en el siglo noveno, y creció en popularidad con la difusión del budismo, lo que favorece el consumo de pescado. Con los años se ha convertido en una característica popular de la cocina japonesa.

Sushi consiste en arroz cocido con vinagre, combinado con otros ingredientes, como pescados y mariscos crudos, vegetales y frutas tropicales a veces. Puede ser preparado con arroz integral o blanco y servido con jengibre encurtido, wasabi y salsa de soja.

3- Paella valenciana

Muchas personas no españolas piensan que la paella es el plato nacional de España, pero los locales lo consideran una comida de la región de Valencia.

El plato consiste en arroz blanco, habichuelas, carne (pollo y conejo), habas blancas, caracoles, aceite de oliva y condimentos como el azafrán y romero. Hay muchos tipos de paella que existen hoy en día; por ejemplo, una de ellas sustituye la carne con mariscos y omite los granos y vegetales verdes.

4- Wiener Schnitzel austriaco

Esta chuleta delgada, empanada y frita en sartén hecha de ternera es una de las especialidades más conocidas de la cocina vienesa. Se sirve tradicionalmente en Austria con Kopfsalat (lechuga con un aderezo de vinagreta azucarada), papas con perejil, papas o ensalada de pepino.

Hay algunas variaciones de Wiener Schnitzel. Algunos, por ejemplo, usan carne de cerdo en vez de ternera para ahorrar dinero. Este plato se llama Schnitzel Wiener Art o Wiener Schnitzel vom Schwein.

5- Bulgogi coreano

La palabra Bulgogi significa “carne de fuego” en coreano. Este plato tradicional consiste en carne marinada a la parrilla.

Antes de cocinar, la carne se marina con una mezcla de salsa de soja, azúcar, aceite de sésamo, ajo, pimienta y otros ingredientes para mejorar su sabor.

Se sirve con una guarnición de lechuga u otra verdura de hoja. Incluso se pueden conseguir hamburguesas con sabor a bulgogi en muchos restaurantes de comida rápida de Corea del Sur.