El ofrecimiento de experiencias de aprendizaje desde la infancia temprana se refiere a entregar a los niños desde que nacen oportunidades para comprender de manera cada vez más rica y profunda el mundo en el que están insertos.

“A las mamás les recomendamos comenzar desde el nacimiento, e incluso durante el embarazo, esto contribuye a que sientan placer y comiencen a conocernos. ¿Cómo pueden hacerlo? A través de cantos y verbalizaciones, con ello al nacer los niños conocerán las voces de sus padres. Desde la infancia temprana recomendamos promover aprendizajes en todos los ámbitos del desarrollo. “A través de cantos favorecemos el lenguaje, la comprensión de ideas y si nos apoyamos en expresiones, también el reconocimiento de emociones”, señala la experta María Luisa Orellana.

En una etapa inicial desde el uso de sus sentidos y la exploración activa de todo lo que tienen a su alrededor, lo que luego se enriquece con la imitación y una búsqueda intencionada tanto de efectos frente a sus acciones, como del origen de situaciones que los asombran y quieren entender.

En 2012 el estudio “A report on the value of children’s play with a series of policy recommendations”, de la Universidad de Cambridge, sostuvo que el ofrecimiento de experiencias educativas tempranas y basadas en el juego y el placer -con sentido para los niñosfavorece de manera evidente su desarrollo y aprendizaje, entregándoles herramientas para su inserción social y sentando bases sólidas para sus aprendizajes futuros.

En una etapa inicial lo central es cumplir con las necesidades básicas de cuidado, en el momento oportuno y demostrando cariño. Esto se debe desarrollar con expresiones gestuales, acciones suaves y verbalizaciones.

“En Vitamina recomendamos juegos simples, tales como el está o no está, también narrarles experiencias, tales como ‘ahora te voy a mudar, porque necesitas un cambio de pañal’. También hay que cantarles cantos simples y relacionados con ellos, tales como partes del cuerpo, experiencias cotidianas y aquellos que nos conecten con nuestra infancia”, destaca María Luisa Orellana.

Asimismo, es recomendable hacerles masajes e ir nombrando las partes de su cuerpo. Así como aprovechar momentos de cuidado e higiene para aprender y disfrutar.

Consejos

Estimulación en casa

• Aprovechar todas las instancias de cuidado para satisfacer sus necesidades de manera oportuna y con cariño.

• Verbalizar las experiencias cotidianas de manera permanente, de esta manera les vamos “prestando palabras” para que vayan construyendo su estructura lingüística.

• Ofrecer distintos elementos cotidianos que, siendo seguros, sean manipulables por ellos y llamen su atención.

• Entregarles canastos con elementos coleccionados que puedan ser usados de diferentes maneras, por ejemplo; cajas, tubos y pelotas de tenis de mesa