Tiempo del tratamiento

Un tiempo estimado para un tratamiento de ortodoncia según Monegro es de dos años. Es importante destacar que una vez retirados los aparatos de ortodoncia siempre existe una tendencia natural a la recaída de los dientes y los huesos; en ese sentido, para evitar el riesgo, el paciente debe continuar usando los llamados retenedores durante tres meses y cuando se completa este ciclo se usan solamente para dormir. En muchos casos se puede recurrir al uso nocturno desde el primer día.

Ir al dentista, desde siempre, ha sido para muchos algo tedioso. Y ni hablar si nos obligan  a usar aparatos para corregir la sonrisa o mejorar la dentadura. La tecnología mejora en muchos casos la vida de las personas, y en el caso de la odontología es evidente, pues sonreír sin complejos es algo que contribuye mucho  con  la felicidad de un individuo.

Tanto factores hereditarios como ambientales pueden ocasionar  que los dientes se tuerzan, así como  problemas de mordida. Los factores  incluyen dientes apiñados, o en los que hay mucho espacio y mal oclusiones (mordida). También los dientes torcidos pueden ser causados por chuparse el dedo, práctica que  empuja los dientes con la lengua, así como por accidentes que ocurren a las mandíbulas.

Gladys Monegro, odontóloga y propietaria del centro Odonto Arte, explica que los padres deben empezar a llevar a los niños al odontólogo, específicamente al ortodoncista,  a partir de los 7 u 8 años para que se le realice  una revisión anual de su dentadura. A esta edad, los dientes incisivos superiores e inferiores ya son los definitivos o están erupcionando, por lo que será sencillo realizar un diagnóstico precoz de posibles alteraciones del crecimiento óseo, para dar paso a un tratamiento de ortodoncia en la adolescencia.

También para manejar la posibilidad de un tratamiento preventivo, orientando para eliminar malos hábitos, entre ellos, chuparse el dedo, proyección lingual  o succión de labio, problemas que pueden ocasionar cambio de orientación en las arcadas dentarias, desplazándose hacia delante la superior y hacia detrás la inferior;  además de mal oclusión dental (mordida abierta), debido a la falta de contacto entre los incisivos superiores e inferiores al morder.

Aunque varía de un paciente a otro, el tratamiento de ortodoncia debe comernzar entre los 11 y 14 años,  cuando ya el niño ha terminado de cambiar los dientes.

Monegro dice que la importancia de la ortodoncia radica no solo para fines estéticos, sino para fortalecer la salud bucal, pues una dentadura defectuosa dificulta la limpieza, trayendo como consecuencia  la acumulación de restos de  comida y aumento de la placa bacteriana, lo cual puede causar gingivitis, caries y la aparición del mal aliento.

“Es importante destacar que la fonación y la masticación tienen mucho que ver con la alineación de los dientes, pues las personas que tienen defectos o imperfecciones en las piezas dentales pronuncian mal las palabras y presentan dificultades a la hora de masticar los alimentos. De manera, que la mejor solución para corregir la dentadura y tener una sonrisa perfecta y saludable es acudir a un ortodoncista”, comenta la propietaria de Odonto Arte.

Avance de la ortodoncia

La tecnología en tratamientos de ortodoncia ha evolucionado ofreciendo tratamientos que hacen sentir más cómodo al pacientes. Por ejemplo existen los  brakers fijos, que  son los más habituales y  los que mejor solucionan los problemas ortodónticos, recolocando y alineando las piezas dentales de manera efectiva. Los removibles son usados, sobre todo, para los problemas de mala oclusión menos grave, de manera que solo se indican en casos muy concretos.

En  algunos pacientes es necesario una conjunción entre el aparato dental removible y el fijo, según el problema indicado.

Gladys Monegro comenta que  hoy en día también se distingue entre aparatos dentales visibles y aparatos dentales invisibles y los brackets estéticos, también conocidos como “brackets de cerámica”, algo menos visibles que los metálicos.

El mayor inconveniente es que son menos resistentes, por lo que paciente debe tener mucho cuidado al momento de masticar.  Ahora se puede elegir entre los brackets de zafiro, de mejor calidad y más transparentes, o los de porcelana. Generalmente, a muchos niños les gusta llevar ortodoncia y personalizar los colores de las ligaduras, de forma que pueden llevar una ortodoncia divertida que enseñarán a sus amigos y compañeros, lo  que facilita mucho la aceptación por parte de niños más tímidos.

“El precio varía de un centro a otro. En Odonto Arte, ofrecemos el tratamiento a partir de  siete mil pesos en adelante.