Las minivan son de esos vehículos que se empeñan en no pasar de moda. Ese es el caso de la nueva Chrysler Pacifica 2017, que llega al mercado automotriz con alrededor de 20 nuevos feuters, con los que busca alcanzar la supremacía en su segmento.

Nos topamos con la guagua durante el segundo día del Salón Internacional del Automóvil de Nueva York (NYIAS, por sus siglas en inglés) que se extiende hasta el 3 de abril en Manhatan.

Para la versión Limited de la minivan, Chrysler incorpora por primera vez en uno de sus vehículos un sistema de cámaras con tiro de 360 grados. Para esto, la Pacifica cuenta con una cámara en la parilla frontal (en la de arriba, porque tiene dos parillas), una cámara en cada uno de los retrovisores y, por su puesto, el tradicional lente en la parte trasera. Las imágenes que recuperan estas cámaras serán proyectadas en la pantalla sensible al tacto de 8.4 pulgadas ubicada en el panel central de la cabina.

Desde esta pantalla, se puede acceder a múltiples funciones de tecnología del vehículo, incluyendo el manejo de las otras dos pantallas táctiles ubicadas en los espaldares de los asientos del chofer y del copiloto.

Estas dos pantallas son más grandes –cada una mide diez pulgadas– e incluyen ocho aplicaciones de entretenimiento que se pueden manejar de manera independiente por cada pasajero.

Hablando de pasajeros, la minivan tiene cabida para ocho personas. No obstante, la Pacifica no solo se destaca por su comodidad para pasajeros, sino por su eficiencia para entrar y salir de ella.

Para esto, Chrysler incluye por primera vez un sensor por la parte inferior que abre las puertas de los lados al registrar el movimiento del pie de quien tenga la llave del vehículo. Algo muy similar a lo que hemos visto en las compuertas de otras guaguas. Contará con un motor de 3.6 litros que promete hasta 287 caballos de fuerza y un consumo promedio de gasolina de 22 millas por galón (mpg).

Junto con la presentación de la nueva Pacifica, Chrysler mostró la nueva versión de esta minivan con tecnología recargable (plug-in).

Lo único que varía es la opción automática para esconder los asientos de la segunda fila, debido a que en ese espacio se ubica la batería. Se necesitan 14 horas corridas pra recargar la batería completa. Con esta carga, se pueden recorrer hasta 30 millas sin recurrir al combustible.