En un estilo de vida tan ajetreado como el de hoy en día, se tiene muy poco tiempo libre. Los afanes del trabajo, la universidad, el colegio, las tareas del hogar y demás responsabilidades podrían ser agobiantes y dejarte poco espacio para compartir con tus seres queridos.

Sin embargo, el mayor éxito que se puede tener es el de una familia unida. Llegar a tu casa y ver que todo fluye en armonía puede ser la mejor recompensa luego de tener un día estresante. Por esto es muy importante trabajar cada día en la compenetración de la familia.

Arturo Paredes, coach especialista en dinámicas grupales  de integración, afirma que para que exista una integración familiar saludable hay tres aspectos que no pueden faltar: la comunicación, el respeto mutuo y la confianza en todos los miembros de la familia. Si se logra tener en equilibrio estas tres herramientas es muy probable que se tenga un ambiente de armonía y paz en los hogares, agrega Paredes.

El coach comparte algunos consejos muy útiles para salir de la rutina, al mismo tiempo que aprendes, te diviertes y conectas con tus seres queridos.

Haz de tu casa un lugar recreativo. Hay muchas actividades que puedes realizar sin salir de casa y que pueden ser tan divertidas como provechosas. No necesitas ser un experto para hacerlas, en internet puedes encontrar miles de dinámicas de integración, y lo mejor es que puedes adaptarlas a tus objetivos.

Algunas ideas para hacer dinámicas grupales son:

1 .Las etiquetas. Esta actividad consiste en colocar un papel en la frente de cada una de las personas que participen, sin que estas sepan lo que le han escrito. Luego el resto tendrá que actuar según lo que dice la etiqueta. El propósito de esto es aprender cómo a veces puedes etiquetar a una persona como alguien que no es en realidad.

2. Caminata de confianza. Se juega en pareja. Una de las dos personas tiene los ojos vendados mientras la otra la guía. Con esta dinámica pueden aprender lo que se logra cuando se escuchan el uno al otro y se hablan de manera clara.

3. Ligero como un globo. Su objetivo es fomentar la cooperación y el trabajo en equipo. La dinámica consiste en formar grupos equitativos; los miembros de cada equipo se agarran de las manos mientras, sin soltarse, llevan un globo hacia la meta sin dejarlo caer.

Involucra a todos en actividades de interés común. Puedes optar por ver una película que les guste a todos, cocinar algo donde todos puedan aportar en la preparación, propón juegos de mesa, haz planes para irse de fin de semana, viaja a otros países con tu familia, salgan a cenar, vayan al cine, visiten parques acuáticos o de deportes extremos.

El punto es que puedan compartir y pasar momentos agradables en conjunto.

Sé consciente de los gustos y necesidades de los tuyos. Debes tener muy claro las cosas que les gusta o no a los miembros de tu familia para saber cómo agradarlos e identificar qué acciones o actitudes evitar. Ponte en los zapatos del otro, si entiendes la situación de los demás, todo fluirá de mejor manera. Conoce las debilidades que existen en tu familia y trabaja para mejorarlas.

Crea un compromiso real para provocar el cambio que quieres ver y realiza actividades donde todos puedan participar.