El cabello es el marco de tu rostro y ayuda a resaltar tu belleza. Es por eso que debes cuidarlo apropiadamente para que se mantenga en excelentes condiciones. Nancy Rodríguez, “coach”  especializada en belleza, asegura que ahora la tendencia es llevarlo natural, y que además están cobrando nuevo auge los tratamientos naturales hechos en casa que contribuyen a cuidar más el pelo. El secreto para una cabellera saludable está en la hidratación y no abusar de los productos químicos como desrizados y tintes.

Cuando se habla del cuidado del cabello, tu estilista y la peluquería tienen un papel importante. La especialista indica que es vital hacer conciencia sobre la necesidad de contar con un personal correctamente capacitado en los centros de belleza, que pueda orientar correctamente a los clientes, ya que se puede caer en el error de recomendarles a las personas cosas que tal vez no vayan acorde con sus necesidades o estilo. Así que presta atención a los consejos que comparte Rodríguez para ayudarte a mantener un pelo más sano y espectacular.    

Cuidado con los cambios de color. Evita las decoloraciones muy fuertes porque pueden dañar tu cabello y más aún si no son bien aplicadas. Antes de darte un nuevo color, es importante que te asesores con una persona especializada en técnicas de color, para que te oriente sobre el proceso ideal para lograr la tonalidad que deseas y si tu pelo resite el proceso. Cuando te tiñas en casa, asegúrate de verificar la fecha de vencimiento del producto. Si no tienes conocimientos de belleza abstente de realizarte tú misma la coloración. Al momento de retocar el tinte, lo conveniente es aplicarlo solo en el nuevo crecimiento para no sobreprocesar la hebra y maltratarla.  

Escoge un look acorde con tu estilo. A la hora de optar por un cambio radical en tu cabellera debes tener en cuenta que este vaya acorde con tu personalidad, el tipo de trabajo que realizas y tus actividades cotidianas –por ejemplo, si practicas muchos ejercicios– y si tienes el tiempo para dedicarle al mantenimiento que requiere ese estilo. Respecto a los cortes, en caso de tener una textura gruesa, lo ideal es hacerte cortes medios o largos con capas; si es muy fina, llevar el pelo corto y con volumen.

Corta tus puntas. Para lucir una cabellera saludable es importante que cada mes y medio o dos meses, cortes las puntas. Según tu pelo va creciendo, lo expones al calor del sol, secador, peinados, entre otras cosas que  hacen que las puntas se vayan resecando y abriendo, de modo que tienden a verse vacías, como popularmente se dice. Lo más conveniente es que las vayas limpiando para darle espacio al nuevo crecimiento y tu hebra se fortalezca.

Rizos perfectos. Está muy de tendencia llevar los rizos naturales. Sin embargo, cuando el pelo se reseca o se enreda mucho, puede resultar muy cuesta arriba llevar este estilo a la perfección. Para que puedas aprovechar a plenitud tus rizos, lo ideal es mantenerlos bien hidratados; así tendrán soltura y brillo. Para cumplir este propósito en tu cocina encontrarás los mejores aliados, como son el aceite de coco, aceite de oliva y mayonesa, los cuales debes aplicar por lo menos 10 o 15 minutos antes del lavado y sin calentar para que no tuesten las hebras.

Una buena nutrición. Los folículos capilares se alimentan de tu sangre, por eso es vital que tengas una alimentación balanceada que te permita obtener los nutrientes que necesita tu cabello, piel, uñas y todo tu organismo. Consume semillas secas, como almendras y nueces, asegúrate  de tomar agua suficiente durante el día, esto ayudará a mantener tu cabello hidratado. Para retrasar la aparición de las canas consume alimentos ricos en antioxidantes como la rúcula, además de vegetales y frutas.

Tratamientos naturales

En tu nevera o despensa puedes encontrar los elementos ideales para hacer mascarillas caseras. Estas son fáciles de preparar, aportan grandes beneficios a tu pelo y te ayudan a mantenerlo mucho más saludable. La asesora de belleza Nancy Rodríguez da algunas sugerencias de tratamientos que puedes realizar en la comodidad de tu hogar.

Humectación. Si tu pelo es seco, prepara una mascarilla utilizando un aguacate bien maduro con mayonesa y aceite verde. Aplícala en las hebras solamente. No es recomendable masajear el cuero cabelludo con los productos acondicionadores, lo más apropiado es aplicarlos desde un cuarto de distancia de la raíz hasta las puntas.

Control de grasa. El exceso de grasa en el cabello puede ocasionar molestia. Para contrarrestarla y lograr que tu melena luzca más suelta e impecable, haz una mezcla de vinagre con un poco de bicarbonato, colócala en el cuero cabelludo y deja actuar por cinco minutos.  

Caída del cabello. Para evitar la pérdida del pelo, extrae el zumo del jengibre,  agrégale aceite de coco y úntalo en tu cuero cabelludo.