Nada mejor para empezar tu día con las energías necesarias para conquistar el mundo (o al menos llegar a la oficina con una sonrisa), que una taza de café caliente.

Numerosos estudios avalan los beneficios del consumo moderado de café. Tiene propiedades antioxidantes, sirve para tratar algunos dolores de cabeza y puede reducir el riesgo de padecer varias enfermedades, incluyendo algunas del corazón. Pero la razón número uno para tomarlo es lo delicioso que es y su facultad de reponerte las pilas casi de manear instantánea.

Si te consideras adicto… ejem, amante del café (coloca el emoji del guiño aquí), seguramente disfrutas probar nuevas recetas con este elixir exquisito.

Por eso quisimos compartirte estas tres: Café Bicerin, de Italia; Café Bombón, de España, y el clásico Café Au Lait, de Francia. Además de ser facilísimas de preparar en casa, tienen algo muy importante en común: son una verdadera delicia. ¡Buenos días!

Café Bicerin

Ingredientes

• Café tipo espresso recién hecho.

• 2 cucharadas de chocolate fundido por cada servicio de café.

• Azúcar al gusto

• 1 pizca de canela para cada taza

• Crema de leche

Sirve el café ya endulzado en tazas o vasitos pequeños. Echa dos cucharadas del chocolate fundido, removiendo ligeramente con una cuchara. Añade un chorrito de crema de leche caliente, removiendo hasta el fondo, y completa con una pizca de canela.

Café Bombón

Ingredientes

• Café recién hecho

• 1 medida de leche condensada por cada dos medidas de café que vayas a utilizar

• Azúcar al gusto

• Crema batida (opcional)

En tazas o vasitos pequeños transparentes, verter la leche condensada (hasta completar ¼), añade el café ya endulzado, sin remover, hasta completar los ¾ de la taza. Finalmente, si gustas, completa con crema batida.

Café Au Lait

  • Café recién hecho

  • Leche

Mientras preparas el café, calienta en la estufa igual cantidad de leche. Cuando estén listos, vierte al mismo tiempo el café y la leche en las tazas. Tomar de inmediato.