El estrés, agotamiento, pesadez y cansancio que deja el fin de semana se ven reflejados en tus actitudes, en el poco rendimiento laboral, en la escuela y hasta en tus quehaceres domésticos.

Entonces te has de preguntar ¿Cómo puedo combatirlo? Pues muy fácil, solo debes incluir a tu dieta diaria alimentos saludables que le proporcionen energía al cuerpo; ellos serán el arma letal contra todo eso que impide el rendimiento que necesitas para iniciar la semana.

Según las especialistas en nutrición Diana Paulino y Leonor Pérez, quienes conversaron con MetroRD, una alimentación adecuada le permite al ser humano disfrutar de una vida saludable, mejorar el desempeño en las labores diarias y lograr un mejor descanso.

“Con una buena alimentación siempre será más fácil, porque los alimentos energizantes proporcionan la vitalidad necesaria para realizar las actividades de la vida diaria. Su efecto más notable es que ayudan a combatir el cansancio y genera una dosis extra de energía cuando se está realizando ejercicio físico”, subrayó Paulino.

Para Leonor Pérez, todos los alimentos que proporcionan energía deben ser imprescindibles en la dieta habitua de cada de persona. “Aunque no todos te aporten la misma cantidad de energía, ni cumplan las mismas funciones en tu organismo, todos deben formar parte de la dieta diaria, desde los que estimulan la concentración y la capacidad mental, hasta los que aportan energía muscular”, añadió la especialista en nutrición.

Ambas doctoras elaboraron una lista de los alimentos que, según sus conocimientos nutricionales, son los que aportan mayor cantidad de energía al organismo.

Frutos secos

Contienen una gran cantidad de ácidos grasos esenciales, además de aportar magnesio, fósforo, potasio, calcio, hierro, zinc y selenio al organismo. Entre ellos encontramos las semillas ricas en grasas como la nuez, el merey, la almendra, la avellana, las semillas de girasol y maní, etc.

Los frutos secos son ideales para llevarlos a donde vayamos, ya que representan un combustible eficaz a cualquier hora del día. Sin embargo, debemos tener en cuenta su elevado contenido en grasas: las personas con sobrepeso deben moderar su consumo.

Las verduras de hojas verdes

Hay una gran variedad de estos alimentos muy necesarios e imprescindibles en la dieta diaria. En su composición destacan las vitaminas A, C, B, E y K, los minerales como el hierro, magnesio, potasio y calcio, así como su elevada cantidad de fibra. Se trata de verduras como las espinacas, la acelga, el apio, el brócoli, el berro, la coliflor, las coles, la rúcula y la lechuga.

El chocolate

Es la fuente de energía que mejora el estado de ánimo. La presencia de estimulantes en su composición hace de este alimento una buena elección para mantener la energía del cuerpo. El chocolate es un alimento rico en magnesio, potasio, fósforo y hierro, vitaminas A, E, B1 y B2, lípidos y proteínas.

Hidratos de carbono de absorción lenta

El arroz, las batatas, la pasta, el pan, las legumbres y la gran mayoría de cereales son alimentos ricos en hidratos de carbono y aportan la energía necesaria para el buen funcionamiento físico del organismo. Estos se podrían definir como “los preferidos del organismo”, porque tienen la capacidad de liberar energía poco a poco, a medida que el cuerpo la va necesitando.

Las carnes magras secas

La carne magra del cerdo, de la ternera, el pollo sin la piel y el pavo son importantes fuentes de proteínas. Sobre todo, aportan tirosina, un aminoácido que aumenta la concentración y el estado de alerta. Son carnes con una elevada cantidad de vitamina B12, que ayudan a combatir los estados de depresión y cansancio.