¿No tienes tiempo de ir al gimnasio? Pon en práctica estas rutinas que te ayudarán a ponerte en forma desde casa o en algún lugar al aire libre. Eso sí, no olvides empezar poco a poco e interrumpir los ejercicios si notas alguna incomodidad al realizarlos.
Calienta antes de hacer cada ejercicio
 
1. Glúteos firmes

El primer paso para este ejercicio es acostarte sobre la pelota con la cintura y la espalda sobre ella. Lo que sigue es que coloques los pies a la altura de los hombros, siempre apoyándolos en el suelo.
Tus manos deben estar sobre tus muslos. Finalmente tienes que elevar la pelvis y levantar la cadera. Mantén unos segundos esta posición y vuelve a la postura original.
Haz de 8 a 12 repeticiones. 

2. Abdomen plano

Recuéstate sobre la pelota con la espalda arqueada, inmediatamente después, coloca tus brazos detrás de tu cabeza. Tus pies deben estar apoyados en el piso siempre. Eleva la parte superior de tu cuerpo, levantando tus hombros y tu espalda. Es muy importante que tu cuello y cabeza no se muevan.
Haz de 8 a 12 repeticiones
 
3. Oblicuos marcados

No, esta rutina no sólo es para hombres, también es para las mujeres. Debes colocarte de costado sobre la pelota, detenerla con una mano y tocar el piso con una rodilla, teniendo la pierna doblada.
Uno de tus brazos debe estar por detrás de tu cabeza, mientras el otro te sirve de apoyo en uno de los lados de la pelota. Levanta la parte superior de tu cuerpo, apretando las costillas.
Tu rodilla debe estar a la misma altura que tu cadera y sólo debe moverse la parte superior de tu cuerpo.

4. Glúteos y muslos tonificados

Este ejercicio es uno de los más sencillos, aunque debes ser muy paciente para ver resultados. Sin duda te comenzarás a sentir mucho mejor a medida que pasen los días.

Tu espalda debe estar completamente apoyada sobre el piso y tus piernas por encima de la pelota, cuidando de que las pantorrillas sean tu apoyo. Debes levantar la cadera del suelo hasta que tu espalda esté completamente recta. Mantén esta posición unos segundos y vuelve a empezar.
Haz de 8 a 12 repeticiones
 
 5. Ejercita tus piernas

Parece un ejercicio sencillo, pero requiere de mucha fuerza. Se trata de colocar la espalda sobre el piso, tomar la pelota con los pies de forma firme y levantarla. Debes evitar doblar las rodillas y despegar la espalda del piso. Con esto tendrás unas piernas mucho más firmes y fuertes.