Hace unos días causó sensación la noticia de que Dove lanzó un teclado incluyendo emojis de chicas con distintas tonalidades de piel y con cabello rizado.

Esto fue consecuencia de un estudio realizado por la empresa sobre los emojis utilizados por mujeres, el cual que arrojó que el 82% de las mujeres y niñas de cabello rizado deseaban tener opciones con este tipo de cabello para sentirse más representadas.

Afortunadamente cada vez hay más conciencia pública sobre la importancia de promover la diversidad y República Dominicana no es la excepción.

En el país sigue en aumento el número de chicas orgullosas de su melena naturalmente rizada. A pesar del auge de este look, la información disponible para cuidar el cabello rizado es relativamente poca.

Para traerte un poco de luz, conversamos con dos expertas en el manejo del pelo cuando se lleva este estilo.

Carolina Contreras, fundadora de Miss Rizos.com y del salón del mismo nombre, y Patricia Grassals, creadora de Go Natural Caribe, nos comparten los secretos para unos rizos hermosos, cuidados y sencillamente envidiables.

Consejos para unos rizos  hidratados, elásticos y libres de frizz

  •     Identifica tu tipo de cabello. Hay diferentes texturas y patrones de rizo, y cada uno requiere un cuidado específico. El primer paso para unos rizos de impacto es conocer cuáles son los tuyos. En la página www.gonaturalcaribe.com encontrarás una guía para averiguarlo.
  •  Infórmate. Las especialistas aconsejan que hagas uso de la tecnología y visites portales especializados, mires tutoriales, preguntes lo que haga falta para aprender de lo que ha dado resultado a personas con cabello similar al tuyo.
  • Evita el uso de utensilios como blower, plancha, tenaza. Carolina explica que generalmente los rizos y el calor de estos aparatos no se llevan bien, y su uso frecuente, termina por modificar la textura de manera definitiva.   
  • Inclínate por productos con base en ingredientes naturales. Carolina y Patricia coinciden en que el cabello natural suele responder mejor a este tipo de productos. Prueba los que contienen aceites naturales, miel o melaza. Aléjate de los productos que contengan aceites minerales o petrolato, así como los que contengan sulfato.
  •     Experimenta con productos hechos en casa. Prepáralos con ingredientes que tengas en tu cocina. “El aceite de coco, el aceite de oliva, el guineo, la lechosa, la miel son excelentes acondicionadores”, asegura Carolina.  
  • Hidrata, hidrata, hidrata. Sin importar si es ondulado, rizado o enroscado, el cabello con textura necesita mantenerse hidratado. Patricia recomienda que si optas por mojarlo diariamente, siempre selles esta humedad con un aceite natural o crema para peinar hidratante.  
  • Se gentil. Algo en lo que tanto Carolina como Patricia fueron categóricas es en la importancia de tratar tu cabello con delicadeza. Evita peinarlo o desenredarlo en seco. Hazlo solo cuando lo estés acondicionando tras el lavado utilizando cepillo o peine de cerdas anchas. También puedes hacerlo suavemente con tus dedos.
  • Aplica tus tratamientos con el cabello seccionado. Antes de aplicar los productos acondicionadores o para definir el rizo cuidadosamente, divide tu cabello en pequeñas secciones. Luego unta el producto en cada mechón con movimientos hacia abajo.
  • Duerme sobre una almohada con funda de satén, en vez de algodón. El algodón absorbe los aceites naturales de tu cabello, afectando la definición de los rizos. Otra opción es dormir con el cabello envuelto en un pañuelo de seda.
  • Recuerda que todos los cabellos son diferentes. Patricia afirma que la paciencia es el ingrediente que más vas a necesitar mientras aprendes a manejar y cuidar tu pelo rizado. Busca y prueba una y otra vez hasta que consigas los productos y la rutina que funcionan para ti.