Desde 1976 El Catador ha formado parte de cada ocasión importante de los dominicanos, donde no solo les ha brindado vinos de calidad, sino que también ha sido testigo de esos mejores momentos.

El conocimiento, como un legado familiar,  y la atención a los detalles, le han permitido a esta empresa ocupar un lugar privilegiado en la importación de las más selectas marcas de vinos de todo el mundo, como empresa líder del mercado.

Para su tradicional Gran Cata, evento que desde el 2003 se ha constituido como la celebración enológica más importante del país,  se escogieron 140 vinos de 40 bodegas de reconocimiento mundial.

Por ser la edición aniversario, los principales ejecutivos de El Catador, Giuseppe y Piero Bonarelli,  decidieron concentrar en un evento único los mejores vinos de su portafolio junto a exquisitas tapas elaboradas por varios de los chefs más reconocidos del país: Saverio Stassi (Pat ‘e Palo), Joaquín Renovales (SBG), Giancarlo Bonarelli (Bottega Fratelli), Henry Horne (Mila), Erik Malmsten (Olivia), Valentino Markov (Laurel) y José María Diez (Don Pepe).

Estas manos virtuosas, se encargaron de ofrecer exquisitas propuestas que maridaron a la perfección con botellas de vino de las bodegas más representativas del panorama internacional, tales como: Louis Latour, Antinori, Carmelo Rodero, Marqués de Riscal, Pago de Carraovejas, Darioush, entre otros. Junto a sus emblemáticos champagnes Perrier Joüet y Billecart Salmon.

¨En definitiva, estamos ofreciendo un experiencia memorable, ya que por motivo de nuestro aniversario quisimos unir nuestros dos eventos más emblemáticos: La Gran Cata y Cata & Tapas, encuentros que nuestros clientes esperan cada año para poder brindarles lo que mejor sabemos hacer, buenas atenciones y buen vino.¨, expresó Piero Bonarelli, vicepresidente de negocios de El Catador.

“El Catador se ha caracterizado en estos 40 años por la calidad del servicio y el trato personalizado; brindando felicidad a sus clientes, acompañándolos en sus momentos más especiales. Con esta cultura continuamos brindando a nuestros aliados momentos inolvidables, con el fin de seguir reforzando nuestra pasión por el vino, clave fundamental para poder hoy celebrar estos 40 años.” Aseguró Giuseppe Bonarelli, Presidente Ejecutivo de la empresa.

Un poco de historia

El Catador inició sus operaciones en 1976, fundada por Giuseppe Bonarelli Pascale (Peppino), quien desde sus inicios se propuso promover  y desarrollar la cultura del vino en la República Dominicana.

En este orden, en 1981 la empresa familiar emprende su labor de educación, brindando cursos y talleres a través de la Academia del Vino, única en el país con certificación WSET (Wine & Spirit Education Trust)
El Catador es la única tienda de vinos del país que ha recibido durante ocho años consecutivos hasta el 2016 el premio “Awards of Excellence” otorgado por la revista ‘Wine Espectator’, por tener una de las selecciones de vinos más excepcionales del mundo.