Querido diario:

“Ora, no hasta que Dios te escuche, sino hasta que tú escuches a Dios”, leí en el perfil de Whatsapp de mi amiga Marinel. No pude evitar reflexionar por unos segundos sobre esta gran verdad. Estamos tan concentrados en hablar, que se nos olvida escuchar.

Y esta realidad no solo se aplica a la oración, en las relaciones humanas también. Pedimos y pedimos, dejando a un lado los requerimientos o respuestas de los demás. En oratoria se le llama “escucha activo” a esa cualidad.

El punto es que se nos olvida que el tiempo de Dios es perfecto. Hablamos de ser hombres y mujeres de fe, pero solo hace falta una prueba para que se nos olvide esto, dudemos de él y de su voluntad buena y perfecta.

Acabo de concluir querido diario, un libro maravilloso titulado Cuando lo que Dios hace no tiene sentido. Un libro ideal para cuando nos encontramos en medio de la pregunta “¿Por qué Dios?”. Me encantó.

En sus páginas descubrí la diferencia entre los que creen y los que confían. Muchos creemos en que hay un ser supremo, y solo un porcentaje confía en Dios. ¿Y qué es confiar? WordReference lo define como: “Esperar con seguridad y credulidad que algo suceda o que alguien se comporte como se desea.”

Esperar, sobre todo esperar. La diferencia entre la confianza hacia alguien y la confianza hacia Dios es que deseamos que ese alguien se comporte como queremos. Pero con Dios he confirmado que lo importante es que permitamos de manera conciente que pase como él quiere.

Un ejercicio de entregar cargas, de cerrar los ojos, mantenerse en comunión con él y ser pacientes. Apoyados en la seguridad de que “Todo obra para bien, para los que aman a Dios”, esperamos. Y en su momento, él nos responde. Pero en su tiempo, que como ya dije, es perfecto.

Lecturas que alimentan el espíritu

Aunque disfruto del feriado de Semana Santa, también apoyo la tesis de que es un periodo idóneo para estrechar nuestra relación con Dios. Aquí comparto mi listado de libros especiales para crecimiento, trabajando el área espiritual.

Sabiduría de Dios para la vida de la mujer

La autora Elizabeth George explica los principios bíblicos que ayudan a la mujer a tomar las decisiones correctas en el hogar, el matrimonio y la vida personal. Es muy amigable la manera en la que está escrito.

Cuando lo que Dios hace no tiene sentido

Este libro de Dr. James Dobson quiere responderle a las personas que hacen la pregunta  “¿Por qué?”. Ayuda a los creyentes a evitar esa sensación de abandono por parte de Dios en medio de las tempestades.

Se apoya, no solo en citas bíblicas, también en historias de naciones o de familias, que sirven de inspiración.

Amor y Respeto

El Dr. Emerson Eggerichs, basándose en Efesios 5:33 y en una vasta investigación bíblica y psicológica, nos guía para entender las relaciones entre hombres y mujeres, partiendo de sus diferencias y sus necesidades.

Este cambia la manera de llevar un matrimonio.

Una mujer conforme al corazón de Dios

Este libro, también de la autora Elizabeth George, enseña técnicas a aplicar para colocarme delante de Dios, para que él pueda hacer la obra en mi corazón. Puedes no estar de acuerdo en todo, pero es una excelente guía.

Mi día a día

Preparados, listos, ¡y fuera!

Todos queremos aprovechar al máximo estos días lejos de la oficina. Por eso la mayoría opta por un oasis que les permita ser aún más felices, desconectándose de la rutina. Estar preparados exige práctica. Pero te ayudamos respondiendo qué debemos hacer para que nuestro equipaje sea más eficiente:

1. Comienza siempre por las piezas esenciales.

2. Busca aquellas que pesen poco, para aprovechar las libras al máximo.

3. Enrollar, enrollar y nuevamente enrollar, para que todo ocupe menos espacio.

4. Lleva combinaciones listas, y con piezas que puedas mezclar para nuevos outfits

5. Lleva siempre una muda extra.

6. Prepara un neceser con los artículos de belleza y cuidado personal.

¿Lo más importante? Tener la actitud correcta.