Querido diario:

“No puedo casarme, porque no sé quien soy”, dijo la actriz en una escena de la película Mother’s Day. La realidad es que estamos en una búsqueda constante de descubrir la solución de esa ecuación. En ocasiones estamos profundamente perdidos; en otras es una pequeña confusión.

Caí en esta realidad por una frase de una tonta comedia romántica estadounidense (confirmado que de todo se aprende). Qué locura, mi querido diario. Aunque he vivido en ese reencuentro, no era consciente de ello.

Esos periodos de incertidumbre, días donde te cuestionas todo. Pones en duda tus capacidades, analizas tus metas, te replanteas lo que quieres y lo que no quieres. Te preguntas sobre qué lugar ocupas en el mundo, o si tomaste el camino correcto.

Todo va tan de prisa, que en ocasiones nos da la impresión de que nos quedamos atrás. En todas las áreas: emocional, familiar, profesional, espiritual, física, todas. Y volvemos a evaluar nuestro entorno; a evaluarnos.

Luego te das cuenta de que tienes chance de sentirte perdida o perdido, pero no por mucho tiempo.

Porque este “reencuentro” es un periodo cíclico. Y porque la única manera de encontrar respuestas es caminando. Es organizando todas esas áreas de tu vida, mientras vas tomando decisiones.

No puedes mantenerte detenido, porque eso solo hará que te sientas más hundido. Una técnica que recomiendan es apoyarse en alguien que esté viviendo un proceso similar, para así tener acompañamiento en el tramo de subida. Muchos nos refugiamos en Dios. Da paz y fuerzas, a diario.

¿Lo mejor de esos espacios de tiempo? Que si tomas la vida por el cuello, lo único que puede ocurrir es que salgas fortalecida o fortalecido. Que descubras nuevamente tu esencia, tus deseos más intrínsecos, y que vuelvas a sorprenderte por tu capacidad y fortaleza.

Que confirmes que después de la tormenta viene la calma y que para encontrarse, obligatoriamente hay que perderse. Saber quién eres, qué quieres y cuándo. Y por fin, en ese instante, determinar hacia dónde vas. El cambio, que traerá buenas nuevas, seguro.

El amor hacia otros empieza con el amor hacia uno mismo . #PoderCorazon     

Mi día a día

Tres reglas para optimizar las relaciones humanas:

Tuve la oportunidad de asistir al seminario “Optimización de las relaciones humanas”,
organizado por la fundación NOW. Se centraba en la inteligencia emocional y cómo aplicarla
para solucionar conflictos. Pero comenzó desde el yo, hasta llegar al nosotros. Aquí una oración
de cada orador que quedó en mi memoria:

1- Janis Santaella: Las heridas no se borran, cicatrizan. Dejemos de interpretar a los demás. Veamos al otro como eso. Aceptémonos como somos.

2- César Cordero: Con las relaciones humanas conseguimos: motivación, respeto, poder y buenos aliados. Sea amigable. Impongamos las buenas relaciones de calidad.

3- Rafael Ayala: El conflicto se resuelve con la palabra “perdón”. Las diferencias son parte de la vida. Para poder abrirme a aprender de ello, no puedo partir de que siempre estoy en lo correcto. 

Games of Buns: Maeno Sequel

Le damos la bienvenida a agosto con el Maeno Sequel, primera hamburguesa en la lista del Game of Buns de Mustard’s. Entre sus principales ingredientes está una mermelada de Fireball, croqueta de cream cheese con bacon bits, queso pepper jack, glazed bacon y popcorn con miel sobre un pan brioche.

Poder Corazón

¡Que la pobreza no sea costumbre!

Así se titula la nueva campaña de la fundación TECHO, que busca invitar a toda la sociedad a tomar conciencia sobre la pobreza que se vive en asentamientos humanos. Además, realizaron el pasado fin de semana su famosa #ColectaTecho, superando la suma esperada de los RD$3.5 millones. Para noviembre tienen construcción masiva de casas. ¡

Déficit de 2.1 millones de hogares 37.4% de pobreza.

TECHO no para! Unete en www.techo.org