Querido diario:

“El éxito es saber tomar las decisiones”, dijo William Levy en su entrevista. Sé que no siempre tomaremos las decisiones correctas, pero siempre estamos obligados a tomar alguna. Quizás aquellas que entendemos como incorrectas son las que más nos empujan.

Hay decisiones que se limitan a situaciones del momento, como el sabor de un helado o la película que decidimos ver en el cine. Otras que van más allá, como cambiar de trabajo o mudarte a otro país. Unas nos impactan más, pero aún escoger entre una sala de cine u otra puede significar conocer al amor de tu vida. No sabemos.

Y aquellos que creen que no escoger entre dos opciones es soltar esa escogencia, se equivocan. Porque no escoger entre dos puntos ya es una decisión. Todas con consecuencias, y con un impacto en tu persona.

¿Que cómo sabes que por lo que te inclinaste es lo ideal? Muchos apuestan al tiempo, otros a que no hay elecciones incorrectas y algunos a que debe darte paz al pensar en ella. En mi caso, diario, todas las anteriores (como en los exámenes).

Creo que todos los sí y no de nuestra vida nos llevan en dirección al crecimiento. Ya sea para enseñarnos cómo ser o enseñarnos a cómo no ser. Nos llevan a vivir experiencias maravillosas o golpes que nos muestran nuestra fortaleza.

Creo que el tiempo nos muestra más claramente esas enseñanzas, o de qué nos libró Dios. Nos deja ver que igual existen las segundas oportunidades. Que el mundo no se acaba ahí, que todo tiene solución.

Creo en que debe darte paz, porque al final todos buscamos estar en armonía con nosotros mismos y los que nos rodean.

Pero sobre todo creo en un plan perfecto, creo en la voluntad perfecta de Dios, y que si seguimos sus señales, podremos conseguir eso que llamamos éxito: sentirnos completos.

Disfruta el camino hacia la meta. #podercorazon

Encuentros cortos. William Levy

1- Cuéntanos de este nuevo proyecto. ¿Una fragancia con olor a ti?

Es algo que me vino por cosas de la vida. Me llamó Ésika, después que ya tenía hecha la fragancia. Y tenían toda una idea de lo que querían para quien fuese la imagen de esta fragancia “El hombre Magnat”: Un hombre que arriesga, un hombre al que le gusta vivir de lujo, un hombre exitoso, que comparte el éxito con las personas que lo rodean y que sabe que en la vida todo está en saber elegir.   

2- Hablas de vivir intensamente como parte del éxito. ¿Cómo vives tú intensamente?

De esa misma forma. Para empezar disfruto al máximo cada cosa de mi vida. Yo no dejo pasar un momento en mi vida, como si no hubiese estado presente. La gente me dice: “¿Nos vamos ya?”. Y yo siempre les respondo: “¿Cómo que nos vamos ya?” (Risas)

3- ¿Entonces te acuestas tarde?

Soy trasnochador. Me acuesto tarde y me despierto temprano.

4- Y llegar hasta este punto de tu vida, ¿ha sido muy difícil para ti?

Ha sido un poco difícil. Todas las decisiones que he tomado, desde que me fui de Cuba y dejé mi familia a los 14 años, obligado por las circunstancias, obligado por el momento que estaba viviendo, que me llevó a decir: “Tengo que tomar una decisión e irme de aquí”.

Estuve en Los Ángeles, y muchas personas no saben que duré como cuatro meses estudiando actuación allí, durmiendo con siete personas en un apartamento. Nunca había dicho esto. En ese período pagaba mis cuentas con trabajos de modelaje. Pero en la vida, hay que sacrificarse para las cosas buenas. Cuestan.

5- ¿Una lección de vida que te dejó ese proceso?

Que lo que tienes no te lo mereces por un casting o por el tiempo de trabajo; hay un tiempo atrás en el que has sacrificado mucho en la vida, que es lo que te ha llevado a merecerte donde estas hoy, quizá más que cualquier otra persona. Además, que hay que compartir todo con la gente que te rodea; no envidiar a nadie; aprender de los demás y cómo alcanzaron su éxito. Mantenerte positivo.

6- ¿Y qué consejos le das a tu hijo Christopher, ahora que inicia su carrera como actor?

Ver a mi hijo de nueve años actuando fue un momento muy lindo para mí. He trabajado con personas que tienen mucho tiempo asistiendo a los sets y se sienten todavía nerviosos. Y yo lo vi a él como si fuera un pez en el agua, tan natural. Hizo algo impresionante. Yo lo miraba detrás de la pantalla y pensaba en que iba a tener que dejar mi carrera y ser un mánager, porque seguro mi hijo será un éxito.

7- ¿Qué te hace feliz?

Ver felices a las personas que están a mi alrededor.

8- No podemos cerrar sin que nos cuentes, a qué huele esta fragancia “Magnat”.

Huele fresca, suave, tiene mucho que ver conmigo. Trabajamos juntos para que tuviera mis valores. Es para ese hombre que sabe que el éxito es saber elegir. Y a las mujeres les va a encantar. Huele muy rico. Siempre me preguntan qué fragancia llevo. Más en www.eldiariodelorenna.com