Querido diario:

Todos tenemos sueños: unos en proceso de, otros en pleno apogeo y algunos en pausa. Me chocó mucho esa respuesta que da la actriz Jennifer Lawrence en la película Joy, cuando le preguntan sobre sus sueños.

Entristece saber que esta joven tuvo que abandonar sus ilusiones para poder satisfacer a todos los que la rodeaban. Tomó una decisión que inició el cambio del curso de su vida, y que años más tarde fue que asimiló lo equivocada que estaba.

En su caso fueron las necesidades de los demás, el entender que tenía la responsabilidad de mantener sostenidos a todos los integrantes de su familia. Si lo llevamos al plano general, a muchos lo que nos detiene es el miedo, la incertidumbre del qué pasará, la pereza, el querer tener el control de todo, el no ser capaz de lanzarnos, o no creer lo suficiente en que podremos hacerlo.

Solo se requiere una persona, un momento, una frase, ese empuje para volver al camino. Ella consiguió alguien que moviera su vida, aunque fue más su inconformidad lo que la hizo reaccionar.

No te voy a contar más sobre qué pasa con ella, mi querido diario, porque te estaría arruinando el final de este filme basado en una historia real. Lo que sí te puedo decir es que me recordó que conseguir lo que anhelas cuesta. A unos más, a otros menos, pero tienes que pagar un precio.

Habrá quienes te harán sentir poco capaz, que minimizarán tu idea, otros te ofrecerán una ayuda que se esfumará, obstáculos y más obstáculos pueden surgir. Pero nada se compara con la sensación del instante donde vez ese sueño realizado.  

No pude evitar hacer ese viaje en el tiempo para volver a conectar con ese sueño, al ver Joy. Estamos obligados a hacer contacto con esa idea que nos mueve, para poder vivir con pasión. Somos responsables de si mañana alguien nos pregunta “¿qué querías hacer con tu vida?”, le podamos responder: justo lo que hice. ¡Porque, con la ayuda de Dios, es posible!

El verdadero obstáculo que enfrentamos en esta vida es la mente #PoderCorazon

#PoderCorazon. Corazones unidos hacen la fuerza

Pocas veces en la vida coincidimos con iniciativas que busquen el bien colectivo y que sean impulsadas por jóvenes adolescentes. “Siempre he tenido el sueño de ayudar a niños menos afortunados que yo”, afirma Mariella Acebal, quien con determinación, a sus 15 años, logra crear la organización Toca Mi Corazón.

Esta fundación se encargada de recaudar fondos para instituciones que se enfocan en la salud de los niños de la República Dominicana.

El primer gran paso de Toca mi Corazón ha sido crear un espacio para que diseñadores dominicanos contribuyan con piezas exclusivas para una venta realizada en Il Prato, el día 11 de mayo, desde las 10:00 de la mañana.

El segundo fue seleccionar a cuál fundación donaría los fondos. En esta ocasión la suerte la tuvo la Fundación Latiendo por Ti. Esta ayuda a niños con problemas congénitos del corazón se hace trayendo a médicos de Estados Unidos para sus operaciones. Aquí están algunos de los rostros que formarán parte de este primer esfuerzo. Más en @tocamicorazon

Mi día a día: Un negocio limpio busca votos

Hace un año estuve en San Francisco, California, presente en la celebración del concurso global de Emprendimiento Social, Chivas The Venture, donde tuve la oportunidad de aprender sobre ideas de negocios rentables que ayudan al mundo a ser un mejor lugar para vivir.

¡El tiempo vuela! Ya se va a llevar a cabo la segunda versión. Ahora la empresa que representará a República Dominicana es Eco Mensajería en la persona de Edison Santos.

ECO Mensajería es la primera y única mensajería ecológica de República Dominicana, que utiliza vehículos híbridos y eléctricos que reducen o eliminan las emisiones de CO2.

Durante estas próximas cinco semanas, Eco Mensajería necesita nuestro apoyo con nuestro voto en www.theventure.com o www.votaeco.com.

Impulsemos al equipo que habla por nuestro país y motivemos a más personas a generar ideas responsables con el medio ambiente.