Querido diario:

“Madre solo hay una”, me dijo la doctora. ¡Y estoy totalmente de acuerdo! Pero, “padre solo ha uno también”. Ahí hicimos silencio ambas, y comenzamos a analizar los ejemplos próximos a cada una.
Yo, por mi parte, conozco grandes hombres que me hacen respaldar esta teoría. La figura paterna es tan importante como la figura materna. La misma descomposición de la sociedad ha llevado a que en un gran porcentaje de los hogares falte una de las dos figuras.

En ocasiones, las ausentes son las madres porque aún estando presente, tienen otras prioridades. En muchos otros casos falta el padre, porque no asume la responsabilidad que conlleva traer al mundo una vida. ¿Resultado? Una sociedad que apena.

Es por esto que he llegado a la conclusión, querido diario, que cualquiera puede ser madre o padre, pero no cualquiera puede ser buena madre o buen padre. Esa es la diferencia.

Por alguna razón le restamos importancia a la figura paterna dentro de la familia. Lo relacionamos solo a “proveedor económico”; considero que es un grave error. He podido constatar la capacidad de un caballero de ser padre y hacer tareas que se les atribuyen a las madres.

Padres en reuniones del colegio, o llamando a madres para “juntaderas” (por si no lo sabías, así se le dice ahora a las fiestas). Algunos de compra con sus hijos, otros preparando la merienda, y algunos van mas lejos y se desempeñan como estilistas.

Hay aquellos que se centran en que a su familia no le falte nada, incluso un buen consejo cuando uno de los hijos está en medio de una dificultad. O que son los primeros que buscan un centro de diversiones para un momento de calidad con los suyos.

Ese progenitor que merece ser reconocido más allá de los aportes económicos. A ese que el día de los padres no le organizan una magnífica actividad en su nombre (distinto a las madres, cuando hay un despliegue).

Ese padre como el mío, como  el de muchos, que merece reconocimiento. Y que no lo quiere, porque sabe que ser buen padre es su deber.

Amar, más que una necesidad, es un privilegio #PoderCorazon     

La Cinemateca de Lore

Estos padres de película nos muestran qué tan lejos puede llegar un progenitor por el amor de los suyos. Algunos son personajes de ficción, pero estamos seguros de que fueron inspirados en la realidad. ¿Cuál de todos representa tu historia?

1- I am Sam:

¡Estremecedora! Trata de una mujer que abandona a su hija al nacer, dejándola en manos de su padre que era deficiente mental. Narra las dificultades que atraviesa Sam cuando Lucy empieza a tener más capacidad mental que él. Y se complica más cuando el Estado trata de obtener la custodia. Este hombre hace lo imposible por amor a su hija, demostrando que la única incapacidad es la del corazón.

2- Finding Nemo:

La película cuenta la historia del padre Marlin y su hijo Nemo, que se ven obligados a separarse en la Gran Barrera de Coral. El pobre Nemo termina en la pecera de la consulta de un dentista. Marlin se embarca en un peligroso viaje junto a Doris. ¿Qué padre no se ha convertido en héroe por su hijo? ¡Luchando contra lo que sea necesario!

3- Mrs. Doubtfire:

¡Cuánto reír! Este padre pierde la custodia de sus hijos en el proceso de divorcio. Para poder verlos se convierte en la niñera de la casa materna, con la intención de participar más plenamente en la vida de ellos. Este es el padre que disfruta el tiempo con sus hijos, buscándole la vuelta a las situaciones siempre.

4- Armageddon:

Aquí lloramos… ¿Cómo olvidar la escena de la hija despidiéndose de su padre? Uno de los perforadores de plataformas petrolíferas enviados por la NASA a destruir un enorme asteroide que amenaza La Tierra. El padre puso la vida de su hija y sus necesidades por delante. No era perfecto, pero la amaba perfectamente.

5- Hotel Rwada:

¡Una historia real! Se ambienta en la masacre civil ocurrida en 1994 en Ruanda y en las experiencias que un grupo de personas vivió durante el genocidio de Ruanda. Se compromete consigo mismo para proteger a su mujer tutsi y a sus hijos. Este es el padre que protege a los suyos, más allá de su vida. Que demuestra con hechos lo que significan para él.

¿Otras? De estas hemos hablado, pero inspiran: The Pursuit of Happiness, La vita es bella, Fathers and Daughters, Jingle All the Way y  Lion King.