Querido diario:

Todos tenemos expectativas. Esperamos de los demás comportamientos específicos: según su profesión, su clase social, el entorno que los rodea, por muchas razones.

Pensamos que si alguien es doctor, no tiene derecho a bailar “hasta abajo”. O que si alguien es cantante de música urbana, no puede ir y disfrutar de una ópera. O como en mi caso, que si soy presentadora de noticias, debo vivir bajo muchos formalismos.

Nos dicen que somos únicos y especiales, pero nos desarrollamos en una sociedad que tiene prototipos para todo. Sé que debe ser extraño escuchar eso de una persona que justo impartió clases de imagen en la escuela John Casablancas, querido diario.

Y sí, como les enseñé a mis alumnas, la imagen tiene un peso en nuestra vida, sobre todo profesional. Esa famosa frase de que “debes vestirte para conquistar el trabajo de tus sueños” es real. ¿Pero eso significa que tenemos que seguir los parámetros trazados por los demás, aunque eso signifique perder nuestra esencia?

¡Creo en ser auténticos! Compartí en tus páginas una vez una de las grandes enseñanzas que me trasmitió mi amiga psicóloga Roxana: a todo lo que hagas, ponle tu toque. Eso hará que no haya competencia, porque no habrá quien elabore algo igual que tú.

Si sigues los lineamientos básicos que te permiten respetar a los demás, puedes hacerlo todo. ¿Qué tiene de malo ser diferente? ¿O vestir diferente? ¿O actuar diferente?

Muchas de las grandes figuras que han impactado el mundo, no complacían los estándares de la sociedad. ¡Eso no los hizo menos geniales! Mientras seas fiel a quien eres, los demás lo aceptarán. A la larga o a la corta, lo aceptarán.

Así que, diario, hoy me libero de esa carga, hoy acepto quien soy, aún cuando no respondo a esos formatos. E invito a los demás a ser ellos mismos. ¡Seamos seres libres de prejuicios!

Mi día a día

Tres personas que rompen los moldes

Estas tres personalidades nos demuestran que hacer y ser distintos es digno de ser explotado:

Barack Obama:

Transformó la manera de hacer política. Humanizó la figura presidencial, a pesar de que su comportamiento estaba fuera de los estándares de un político.

Joy Mangano:

Su historia es la narrada en la película que lleva su nombre Joy. Esta mujer rompe todos los patrones, hasta convertirse en una multimillonaria.

Susan Boyle:

La conocemos porque su potente voz la llevó a ganar el “Britain’s Got Talent”, aunque su físico no correspondiera con las expectativas.

La Cinemateca de Lore

Historia de fenómenos incomprendidos

1- The social network: Narra la historia de Mark zuckerberg , conocido por crear la red social Facebook. Un ser antisocial, que abre las puertas al mundo de la comunicación.

2- Steve Jobs: Se adentra en el backstage de la vida profesional y emocional de Steve Jobs en tres lanzamientos de productos emblemáticos de Apple. Jobs lidia además de con los aspectos de su faceta pública, con sus relaciones personales.

3- Eddie the Eagle: Cuenta la historia de Michael Edwards, el saltador de esquí más famoso de la historia británica. Fue su fracaso, su carisma e inocencia, y su perseverancia, lo que hicieron que se ganara la simpatía del público.

4- One Chance: En la película desde la niñez, hasta que Paul Potts se convierte un gran cantante a su salida del concurso “Britain’s Got Talent”, logra lo que pensó no era posible, porque el mundo lo había convencido de su incapacidad.