El descubrimiento de un conjunto raro de huellas Tyrannosaurus rex ha conducido al sorprendente hallazgo de que los seres humanos probablemente podrían correr más rápido que ellos.

La separación de las huellas fosilizadas, que fueron descubiertas entre las rocas de 66 millones de años de antigüedad, en Wyoming, EE.UU., ayudó a que los paleontólogos determinaran el modo de andar y velocidad de caminata de la aterradora especie.

Se sugiere que pueden sólo andar a un ritmo lento de aproximadamente ocho kilómetros por hora; Sin embargo, los científicos sugieren que estas huellas no captan el máximo rendimiento de los
dinosaurios.