El día del juicio final podría estar sobre nosotros y para mantenernos fuera de la línea de fuego, un californiano quiere que empecemos a prometer lealtad a nuestros futuros amos, los robots.

Brandon Sherrets ha puesto en marcha la página web IPledgeAllegianceToKillerRobots.com, donde los usuarios pagan cuatro dólares con 95 centavos por un certificado que declara su lealtad a las máquinas cuando estas tomen el control, con la esperanza de que ayude a evitar la aniquilación.

El trabajador de hospital de 40 años cree que tenemos buenas razones para inscribirnos, gracias a que expertos como Bill Gates y Stephen Hawking advierten de que la inteligencia artificial podría representar una amenaza real a nuestras vidas. Hasta el momento, el sitio cuenta con más de 100 miembros de todo el mundo.

"Por desgracia, nadie en Asia se ha registrado todavía; nuestra siguiente prioridad es asegurarnos de que sean conscientes de ello”, explica el nativo de San Francisco.

¿Qué le inspiró a crear esta página web?

– Unos amigos y yo estábamos conversando sobre los últimos informes que aparecían en los medios, de cómo la inteligencia artificial plantea una amenaza existencial para la humanidad y que "robots asesinos" no tardarían en ser un verdadero peligro para todos nosotros a menos que una prohibición preventiva se levante para evitarlo. Todos estábamos de acuerdo en que tal prohibición sería imposible. Por lo tanto, decidímos crear este sitio web.

Al registrarte, te identificas como un no-agresor hacia cualquier robot asesino que se te acerque para que así pueda verificar tu identidad contra el registro.

¿Son los robots asesinos un problema real?

– No estamos solos en esta preocupación por la perspectiva de robots asesinos. Elon Musk, Bill Gates, Steve Wozniak, Stephen Hawking y cientos de otros líderes en los campos de la inteligencia artificial han hecho recientemente sus preocupaciones muy públicas.

¿Y creen que prometer lealtad a los robots garantizará su seguridad?

– La respuesta honesta es que no habrá una forma perfecta de evitar a los robots asesinos. Esta es una opción que la gente tiene a su disposición. Depende de cada persona decidir por sí misma si es que vale la pena pagar unos pocos dólares para tener la tranquilidad de que han tomado las medidas necesarias como para protegerse a sí mismos o a alguien que les importa.

¿Qué más se puede hacer para impedir que seamos aniquilados por robots?

– Esa es la parte que da más miedo, ya que no estamos seguros si es que que hay mucho más que hacer en este momento para protegernos. Creemos que los robots asesinos son inevitables, y no estamos hablando de los próximos 100 años; pensamos de aquí a 10 años, quizás menos.

¿Qué sigue para su proyecto?

– Esperamos que la palabra siga propagándose rápidamente y que muchas más personas sientan la necesidad de unirse a nosotros. Mientras más seamos, ganaremos una voz amplificada para compartir nuestras preocupaciones e intercambiar ideas.