Ya se acerca el día de los enamorados, un momento ideal para reavivar la chispa en tu relación. Todos los que han sido flechados por Cupido aprovechan la ocasión para celebrar la felicidad de estar junto a la persona amada. Esta fecha especial amerita un festejo fuera de lo cotidiano. Los protagonistas son los detalles románticos que contribuyen a la compenetración de dos seres que se quieren.

Ocurre que a veces libras una batalla frente a la indecisión, por no tener idea de qué hacer y lo complica más aún el hecho de que la mayoría de lugares están muy llenos ese día. La magia está en poner a volar tu imaginación y salir de la típica cita. Para ayudarte con esta tareíta, compartimos contigo algunas ideas para una velada de ensueño.

El restaurante a tu casa

Una cena romántica es una de las citas por excelencia para compartir con tu amorcito. Sin embargo, cuando piensas en las filas que tendrías que hacer para ir a un buen restaurante en San Valentín, la idea no te resulta nada tierna ni creativa ¿verdad? Por eso dale un giro esta salida clásica, convirtiendo tu hogar en lugar más lujoso para degustar unos platos llenos de amor.

Escoge cuidadosamente el área de la casa, de preferencia que sea un espacio discreto y al aire libre como el balcón, la azotea, el patio o el jardín en el que puedan estar bajo la luz de la luna.

Luego ponle tu sello decorando con flores, luces, manteles, colores y elementos que más se identifiquen con ustedes como pareja. Ambienta el lugar con música de fondo y hasta podrías cantar una cancioncita que exprese lo que sientes. Cuida muy bien de cada detalle, para que se sienta que fue hecho con amor.

Si te apasiona la cocina aprovecha para sorprender con un plato delicioso. Busca recetas en Internet o asesórate con algún amigo experto en el tema. Es recomendable que antes hagas una comida de ensayo para asegurarte que todo quedará excelente. Pero si los fogones no son tu fuerte no pasa nada, puedes encargar una cena especial para dos.

Un día de aventura playera

Pocas veces se tiene la oportunidad de celebrar un domingo el día del amor, libre del estrés del trabajo. Así que no hay por qué esperar hasta la noche si pueden empezar a disfrutar desde temprano. Inicien la mañana con un refrescante desayuno en la playa.

Preparen un programa para hacer deportes acuáticos como montar esquí, kayaks, snorkeling o lo que más les gusten. Hagan un espacio especial para tener una caminata agarrados de las manos y contemplar el atardecer. Hay muy pocas cosas tan hermosas como ver el sol ocultarse tras el mar.

Asegúrense de que sea un día inolvidable y para nada parecido a sus anteriores visitas a la playa.  

Una escapada romántica

Viajar ayuda a fortalecer tu relación, afirman los expertos en terapia de parejas. Podría ser un fin de semana ideal para hacer turismo interno o un viaje corto. Estar en un ambiente relajado y en contacto con la naturaleza los ayudará a renovar su amor y sentirse en paz.

Un destino como Constanza resulta un lugar fantástico para visitar en pareja, no en vano le llaman El Valle Encantado del Caribe. Aquí pueden hacer ecoturismo y vivir  la experiencia más cercana al invierno que se puede tener en República Dominicana con temperaturas que podrían llegar hasta los –5° Celsius, idónea para una fogata en la chimenea.

Su ubicación privilegiada en el corazón de la Cordillera Central les da la oportunidad de contemplar los valles y montañas más impresionantes del país y deleitarse con los jardines productores de flores.

Pueden también vivir en completa complicidad una aventura extrema, practicando los más emocionantes deportes, como mountain bike, buggy, four wheel, enduro, parapente, montañismo, senderismo y cabalgatas.