El iPhone 7 parece el teléfono perfecto. Pero entre sus múltiples detalles hay uno que no les agradará a los usuarios que tenían las versiones anteriores.