Seguramente en algún momento de su vida escucharon a alguien decir que los zapatos deben quedarse en la puerta principal de la casa. Sin embargo, realmente no saben por qué. A continuación se los diremos.

La bacteria Clostridium difficile (C. diff) es la culpable, pues se encuentra alojada en los zapatos y con mayor frecuencia en los deportivos. Esta bacteria es una amenaza para la salud pública, pues propicia infecciones que causan diarrea o inflamación de colon entre otros problemas de salud, según informes de la Universidad de Houston.

Los resultados de la investigación en Houston arrojaron que el 39% de los participantes alojaba la C.diff en sus zapatos. Ahora ya lo saben, la idea de los zapatos fuera de casa siempre estuvo correcta.

En la galería de fotos podrán observar algunos zapatos que nunca deberían llevar a casa. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.