Uber, la popular aplicación para contactar a un conductor con el fin de realizar un recorrido, tiene tarifas específicas para cada trayecto.

La aplicación cuenta con una tarifa inicial y el costo final de un viaje depende del tiempo del recorrido y la distancia; el pago se realiza automáticamente a través de una tarjeta de crédito. Pero si detectan que el precio no está bien, deben identificar a qué se de debe.

Estos son los casos por los que Uber puede aplicar un cargo extra:

1- TARIFA DE LIMPIEZA
* Vómito. En caso de que el usuario deja la unidad sucia.
* Daño físico o cosmético al interior del auto. A menudo está asociado a daño del interior del vehículo por culpa de las mascotas.
* Daño físico o cosmético al exterior del auto. Aplicado en caso de que el usuario se ponga agresivo dañando la carrocería del vehículo.

2- COBRO INCORRECTO
Un error en el inicio del viaje o el destino pueden generar que su viaje cueste más de lo esperado. Si es el caso, deben reportarlo a la aplicación.

3- CARGO NO RECONOCIDO
Uber señala que a menudo están asociados a pagos con su tarjeta por parte de amigos o familiares, si no es así, deben reportarlo a la aplicación. 

4- CARGOS EXTRA
* Peajes. Si es que el conductor paga un peaje durante el viaje, o que deba pagarlo para regresar. 
* Recargos de aeropuesto. En algunos casos pueden haber recargo para servicios al aeropuerto. 
* Otros: Gastos o tarifas de estacionamiento para entrar a un lugar o si el conductor no puede tomar un viaje hasta mucho después de finalizado el trayecto porque lo llevaron a una zona donde Uber no tiene cobertura.

En la galería de fotos les mostramos lo que deben conocer antes de abordar un Uber.