Una reciente investigación publicada en el sitio especializado en ciencia PLOS ONE dio a conocer que un componente del picante llamado TRPV1 funciona como un receptor para los nervios gástricos y logra una sensación de saciedad.

Al no tener deseo de comer más debido a que el TRPV1 está vinculado a los nervios gástricos, entonces no ingerimos más alimentos de los que debemos.

En el estudio también se informó que las personas que tienen dietas altas en grasas pudieron haber debilitado los receptores del ají o picante, lo que se traduce a una falta de sensación de plenitud a la hora de comer, lo cual provoca el deseo de consumir más alimentos.

En la galería de fotos conocerán más beneficios del picante para la salud. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.