Una investigación llevada a cabo en la Universidad de Windsor, en Canadá, dio a conocer que los pedófilos son más propensos a tener defectos físicos superficiales.

Según el estudio, se presentan especialmente en el rostro.

Además, tienen una mayor tendencia a ser zurdos, a tener los lóbulos de las orejas pegadas al resto de la cara y a ser bajos.

En la investigación también se demuestra la prevalencia y distribución de anomalías físicas entre los hombres tienen que ser evaluados sexológicamente. También se compartió que hay una serie de factores prenatales que influyen en el desarrollo del comportamiento.

En la galería podrán conocer datos relevantes de esta importante investigación.

Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.