Una investigación llevada a cabo por la Sociedad británica de Psicología dio a conocer que las selfies que mostramos en las redes sociales no son precisamente nuestro retrato más fiel.

Para el estudio se eligieron 130 voluntarios, los cuales grabaron un video de ellos mismos de un minuto de duración. Así mismo, descargaron 10 autofotos suyas de Facebook y las acomodaron en orden de “semejanza”. Esto es, aquellas que creyeron que se parecían más a ellos, publicó Science Daily.

Los investigadores enviaron los videos y las fotografías a varios extraños al azar, quienes acomodaron de nuevo las imágenes de cada persona, basándose en el video que se les mostraba de ellas. Finalmente, los especialistas corrieron todas las fotos en un test en línea de reconocimiento facial.

Al respecto se supo que las personas desconocidas son mejores para identificarnos.

“Parece contrario a la intuición que los extraños que vieron la foto de la cara de alguien por menos de un minuto fueron más fiables para juzgar semejanza”, dijo David White, profesor de la Universidad de Nueva Gales del Sur y autor principal del estudio, en un comunicado. “Sin embargo, a pesar de que vivimos con nuestro propio rostro, día a día, parece que el conocimiento de la propia apariencia de uno tiene un costo.”

En la galería de fotos podrán conocer más información del estudio. Recuerden que para leer la información desde un smartphone o tablet, deben seleccionar “ampliar galería” y después “mostrar texto”.