Científicos de la Universidad de Cardiff y Cambridge utilizan la siguiente imagen en blanco y negro para entender cómo funciona el cerebro y por qué este tipo de imágenes nos podrían hacer alucinar.

Este proceso es natural y se encarga de dar sentido a las cosas que vemos. Sin embargo, la psicosis puede lograr este efecto con más regularidad que quien no padece este trastorno. 

Las visiones y sonidos que no existen pueden ser generados por el hábito del cerebro de predecir lo que espera experimentar, llenando los vacíos que faltan en la realidad. 

Esto significa que las personas que podrían desarrollar episodios de psicosis logran ubicar más fácilmente ciertas imágenes que los demás no podrían reconocer a simple vista. 

En la galería de fotos podrán observar la imagen utilizada e la investigación.