En esta época la comunicación virtual es cada vez más común. El correo electrónico, las redes sociales y los chats se han convertido en factores casi indispensables a la hora de enviar o recibir informaciones importantes, tratar temas de trabajo, conversar con amigos y familiares. El modo en que te expresas por estos medios puede crear en los demás una imagen buena o mala de ti.

En el mundo cibernético muchas veces se puede caer en el error de ser algo informal. Sin embargo, a pesar de no estar cara a cara con la persona con la que estés conversando, debes mantener el mismo respeto que tendrías si la tuvieses enfrente.

La especialista en tecnología educativa Rosa María Cruz revela algunos consejos de suma importancia que debes tener en cuenta para mantener el protocolo adecuado en tus comunicaciones en línea y cuidar tu reputación online.

Nunca olvides saludar. Las normas de cortesía jamás deben faltar en ningún tipo de comunicación. Siempre ten presente saludar al momento de iniciar una conversación por chat o enviar un correo electrónico y despedirte al finalizar. El saludo no puede ser muy informal, pero tampoco formal en exceso; lo recomendable es que sea intermedio. Cerrar una conversación sin saludar ni despedirte, demuestra falta de educación.

Mantén un tono neutro. La gente tiende a interpretar los mensajes que recibe según el estado de ánimo en que se encuentra. Por ejemplo, cuando alguien está molesto o deprimido, podría pensar que estás siendo hostil, aunque no sea así. Por eso es bueno que mantengas un estilo de comunicación estándar, de modo que no se confunda tu intención. Así evitas malos entendidos.

Evita utilizar mayúsculas. Cuando se escribe un correo electrónico o un mensaje en un entorno digital, muchas veces se tiende a hacer uso de mayúsculas para resaltar algo. Esto no es recomendable, porque en el mundo virtual esto equivale a gritar o estar molesto. Lo mismo sucede con el color rojo. Además, para el lector puede resultar cansón ver texto en mayúsculas.

Elige una foto de perfil adecuada. Tener una imagen que te identifique es vital en tus redes profesionales y personales, ya que es la primera impresión que se llevan las personas que accedan a ellas. Además, en las empresas suelen entran a tus redes sociales para evaluar cómo es tu comportamiento fuera del ámbito laboral. Es importante que tengas en tu perfil una fotografía donde se vea bien tu rostro. Evita las de cuerpo entero, porque en estas a veces no se puede distinguir tu cara, y tampoco publiques imágenes provocativas.

Escribe correctamente. Cuando interactúas por chats como WhatsApp puedes sentirte más relajado, y caer en la informalidad de la escritura. Por ejemplo, hay quienes acostumbran a escribir “Q” o “K” en lugar de “Que”, y ese tipo de práctica deben evitarse, sobre todo cuando le das un uso profesional. Lo recomendable es escribir sin faltas ortográficas, porque es algo que incide en tu trayectoria profesional cuando te comunicas de manera virtual.

Ten una actitud positiva y respetuosa. Es bueno compartir informaciones valiosas que les sean útiles a la gente de tu entorno virtual y a tus seguidores en redes sociales, cosas que les ayude a crecer. Mantén el respeto cuando hables por medios virtuales, tal como lo harías con esa persona si estuviera presente.

Aciertos:

Es importante tener una actitud respetuosa que cause a los demás una buena impresión, tal como lo harías en una entrevista de trabajo o en un salón de clases. Para lograrlo, toma en cuenta los siguientes puntos.

• Comparte informaciones positivas.

• Siempre mantén una actitud de respeto.

• Cuida la ortografía y las reglas básicas de cortesía.

• Ser prudente con las fotos tuyas y de tu entorno que publiques.

• Usa tus redes para construir, no para destruir.

Desaciertos:

 Para una buena comunicación en línea hay algunos errores que debes evitar, ya que pueden afectar tu imagen y reputación en la web. Por eso nunca debes:

• Publicar estados de ánimos negativos.

• Fotos en situaciones comprometedoras.

• Agredir a una persona.

• Emitir comentarios negativos sobre un tema determinado.

• Utilizar el color rojo para escribir tus textos.