Muchas personas están culpando a Facebook de haber generado una "burbuja" que hiciera creer a internautas que ganaría Hillary.