Rachael Farrokh se hizo famosa el año pasado al revelar su grave estado de salud: es una anoréxica en su fase más crítica. Así está ahora.