Ya llegó el fin de semana y no uno cualquiera. Aunque cada 1 de mayo se celebra el feriado por el Día del Trabajo, este año fue trasladado al lunes 2, lo que se traduce en un día más para disfrutar en compañía de los pequeños del hogar.

Para aprovecharlo al máximo, lo primero que debes hacer es planificar. No dejes nada al azar y más si tienes pensado salir fuera de la ciudad. Organiza tu tiempo tomando en cuenta los gustos de tus hijos, sus actividades favoritas y, por supuesto, tu presupuesto.

La experta Aileen Ginebra, coach de Aleduca, empresa especializada en impartir charlas para embarazadas y madres primerizas, conversó con Metro RD y compartió algunos elementos imprescindibles para dar un paseo en familia.

Como vivimos en una isla tropical, su primera recomendación es vestir prendas de algodón para mantener frescos a los pequeños. Un buen filtro solar protegerá la piel de los rayos UV. El uso de gorros o sombreros será también muy efectivo, así como el de unos lentes de sol.

En esta época en la que hay que tener tanto cuidado con los mosquitos por la transmisión de enfermedades como dengue, zika o chikungunya, es de vital importancia tener siempre un repelente a mano. A la hora de la siesta no olvides colocar el mosquitero. Hay corrales que ya los traen incluidos.

Organiza las meriendas de tus hijos. Un día menos de escuela es un día más de asalto a la despensa. El estar activos corriendo, jugando o bañándose en la playa o piscina hace que los niños despierten un apetito voraz. Incluye agua, jugos, yogures, galletas, frutas frescas y compotas en tu bolso de viaje.

Si van a realizar un viaje largo por carretera, elige algunos de los juguetes favoritos para que se entretengan en el camino. Lleva contigo una bolsita plástica por si a tu hijo le da náuseas en el trayecto. Un botiquín tampoco puede faltar.

Para chicos en edades de exploración, de 6 años en adelante, desconecta un poco los dispositivos electrónicos (celulares y tabletas) y empaca pelotas, juegos de mesa o ideen juntos actividades al aire libre.

¿Y si nos quedamos en Santo Domingo?

Si deciden quedarse en la ciudad, un libro de cuentos puede ser un excelente compañero. También pueden ver juntos la película favorita de tu hijo o visitar un parque cercano.

Otras opciones son visitar el Jardín Botánico Nacional, el Parque Zoológico, el Acuario Nacional o simplemente disfrutar en familia de un refrescante helado al caer la tarde.